Gremios 

Piden que se declare la emergencia laboral en Zárate, Baradero y Campana

La recuperación de la economía aún no se termina de concretar y uno de los lugares que más siente los efectos es el corredor industrial bonaerense que abarca Zárate, Baradero y Campana, donde se registra un alto número de despidos en lo que va del año.

En ese marco, el concejal de Baradero Esteban “Tito” Sanzio y el de Zárate, Lucas Castiglioni, pidieron a los consejos deliberantes de esas ciudades que se declare la “emergencia laboral” por considerar que la región está en problemas como consecuencia de los despidos que se vienen registrando desde 2016, principalmente por el cierre de distintas fábricas como la de la empresa Atanor, entre otras.

En febrero de este año, la compañía química anunció a través de un comunicado el cierre de las plantas ubicadas en las localidades de Baradero y Munro, provincia de Buenos Aires, alegando la necesidad de “concentrar” sus esfuerzos en las fábricas de San Nicolás y Pilar y Río Tercero, Córdoba. En tanto, trabajadores de la empresa denunciaron que por la medida, unas 180 familias quedaron en la calle, de las cuales 80 corresponden a Baradero.

En marzo de este año la compañía norteamericana Ingredion despidió a 112 trabajadores en su planta de Chacabuco y 84 en la de Baradero. Para entonces, lo justificó en un comunicado que desde 2013 venía atravesando una situación “cada vez más difícil”, que se profundizó en el 2016. Pérdida de competitividad, sumado a la fuerte caída de ventas fueron otros de los argumentos. Además, en junio, la química Lanxess anunció el cierre de su planta de Zárate por un plan de reestructuración de producción.

Por su parte, el gremio Uocra aseguró la semana pasada que 637 trabajadores se quedarán sin trabajo a partir de julio en los proyectos vinculados al complejo de Atucha. 

El secretario general de la regional Zárate-Campana de la Uocra, Julio González, denunció el último martes el incumplimiento del acuerdo de reincorporación paulatina de los obreros y empleados de Atucha a sus puestos de trabajo por parte de la empresa Nucleoléctrica Argentina (NASA), operadora de la central nuclear.

“El reingreso sería paulatino: 600 en mayo, 300 en junio y 200 en julio, sin embargo, a la fecha sólo fueron 297 los ingresantes”, explicó a Télam González, quien añadió que NASA se había comprometido al cumplimiento del acuerdo ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Asimismo, voceros del personal jerárquico, afiliados a la Unión de Empleados de la Construcción (Uecara), señalaron que sólo fueron reincorporados 24 trabajadores entre administrativos, técnicos y capataces. “Ese entendimiento, que impacta fuertemente en la zona, que es donde vivimos la mayoría de nosotros, por la cantidad de personas que quedaron sin trabajo, ahora tampoco parece cumplirse”, agregaron.

González informó que dejó “asentado en el Ministerio de Trabajo el incumplimiento del acuerdo. Lo hicimos el último día hábil del mes pasado, dándole tiempo también para ver si tomaban a los 600 que habíamos acordado para mayo”. El total de los trabajadores que acordaron ser reincorporados es de 1.100, mientras que otros 1.100 fueron despedidos, 700 de los cuales recibieron un subsidio de 4.000 pesos durante tres meses.

En ese contexto, el dirigente de SMATA y concejal de Baradero, Esteban “Tito” Sanzio dijo a Radio 10: “Nuestro pueblo ha sido golpeado por la falta de empleo y por el cierre de empresas”.

“Hoy la realidad muestra que no sólo nosotros estamos en problemas, sino toda la región”, remarcó al tiempo que agregó que pidieron al Concejo Deliberante que “se declare la emergencia laboral en Baradero, Zárate y Campana”.

Por su parte, el concejal de Zárate, Lucas Castiglioni, que también solicitó que se declara la emergencia laboral, sostuvo en diálogo con el programa “Mañana Sylvestre”, que se emite por Radio 10, que “la situación es insostenible” y que le recuerda a “la década del noventa”.

Fuente: ambito.com

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario