Economías Regionales 

El gobierno tucumano pide la vuelta del financiamiento nacional para 500 cooperativas

En Tucumán, las no políticas del gobierno nacional para con el sector de la economía social provocaron que 500 cooperativas de trabajo se queden sin operatorias en la obra pública. Las empresas privadas grandes y medianas, de fiesta.

El titular del Instituto de Acción Cooperativa y Mutual (Ipacym), Regino Racedo, expresó que el gobierno nacional suspendió la ejecución de una decena de programas para cooperativas de trabajo en la Provincia de Tucumán: “En los últimos años tuvimos varios programas financiados por el Gobierno nacional que eran específicos para cooperativas de trabajo. Planes pensados para la obra pública que, a partir del año pasado, fueron discontinuados por falta de financiamiento”, expresó Racedo.

A lo largo de los años, trabajadores que se encontraban sin empleo y dependían de un programa social se habían organizado en cooperativas de trabajo bajo la resolución 3026, se habían capacitado en oficios y habían capitalizado a sus empresas sociales, disponiendo de todas las herramientas para llevar adelante distintas obras habitacionales y comunitarias, y llevaban con dignidad el pan a sus mesas familiares.

Los procesos organizativos fueron lentos por la inexperiencia en la gestión administrativa y las dificultades en la conformación de los grupos. La capitalización también requirió de varios años por cuanto la participación en programas nacionales era paulatina, según se verificara las capacidades de cada cooperativa de trabajo.

En algunos casos con intervención administrativa por parte de los gobiernos comunales, las cooperativas realizaban -con el Estado nacional como contratista- obras públicas tales como construcción de viviendas y centros comunitarios, cordón cuneta, parquizaciones, tendido de obras de agua potable y cloacas, entre otras obras. El sistema de desembolso del dinero contaba con aprobación y certificaciones de obra, que permitía el avance progresivo.

La novedad es que eso no se ejecuta más en Tucumán. “Al dejar de llegar fondos, mucha gente y cooperativas comenzaron a quedar sin trabajo. En estos programas estaban involucradas unas 500 cooperativas, integradas por entre 12 y 16 personas”, dijo el interventor del Ipacym; y amplió que estas pequeñas empresas estaban diseminadas en todo el territorio provincial: “No sólo generaban empleo, sino que se hacían obras en municipios y comunas, por lo que ingresaba dinero a la economía local. El beneficio era mucho”.

Racedo expresó que hubo un cambio de las políticas nacionales en la materia: “Hemos esperado con mucha paciencia que esto se reactive, pero está claro que ahora no es una prioridad para la Nación trabajar con las cooperativas y con el sector de la economía social. Estos programas venían del Enohsa, la Secretaria de Vivienda y el Ministerio de Desarrollo Social. Para Tucumán es un problema complejo porque el cooperativismo de trabajo creció mucho en la provincia”.

Respuesta macrista

Con la afirmación de que “el cooperativismo es mucho más que un cordón cuneta”, el gerente de Empleo de la Nación en Tucumán, Tobías Gordillo, negó que el macrismo haya discontinuado programas de cooperativas.

Ahora bien, a partir de las declaraciones que hizo al diario local, Gordillo se refiere con expresiones vagas y en tiempo verbal futuro a las políticas que asevera son positivas para el sector.

Nada dijo respecto de los programas que Racedo denunció como caídos, tales como “Agua más Trabajo”, “Cloacas más Trabajo”, “Viviendas por Cooperativas”, “Módulos y Soluciones Habitacionales por Cooperativas”, “Infraestructura Sociocomunitaria”, “Centros Integradores Comunitarios”, “Herramientas por Trabajo” y “Más Cerca por cooperativas”.

Algunos de los programas que impulsa el Ministerio de Desarrollo Social de Nación están orientados a ayudas individuales, a emprendedores, o bien para emprendimientos familiares.

Foto: CNCT

Fuente: TRABAJO COOPERATIVO

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario