Economia Social Gremios NOTICIA NUEVA!!! Política Nacional 

La CGT y la Iglesia trabajan para consolidar la unidad del movimiento obrero

Coincidieron en la necesidad de fortalecer el diálogo entre los sectores involucrados ante la difícil situación social del país para encontrar una solución conjunta.

Dirigentes de la conducción nacional de la Confederación General del Trabajo (CGT) se reunieron esta miércoles con integrantes de la Conferencia Episcopal Argentina para analizar la situación social del país y debatir sobre los posibles proyectos de reforma laboral que impulsa el Gobierno.

En ese sentido, los representantes de los trabajadores plantearon su preocupación frente a la difícil situación del movimiento obrero y ante las modificaciones de las leyes laborales luego de las elecciones de octubre próximo. En este sentido, ambas partes instaron continuar el diálogo entre los diversos sectores involucrados en la problemática.

En representación de la CGT estuvieron presentes los secretarios generales Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), el secretario gremial Pablo Moyano (Camioneros) y los dirigentes Andrés Rodríguez (UPCN) y Roberto Fernández (UTA).

Por la Iglesia, asisiteron Monseñor José María Arancedo y Monseñor Carlos H. Malfa, presidente y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina respectivamente.

Los obispos reiteraron la disponibilidad a acompañar ese camino de diálogo como espacio de encuentro, pero recordaron que la convocatoria debe ser realizada por las instancias constituidas del Estado nacional.

Asímismo se insistió en la necesidad de consolidar la unidad del movimiento obrero fortaleciendo el diálogo interno en función de la búsqueda del bien común y la defensa de los intereses de los trabajadores.

También se hizo referencia a la apertura que el sindicalismo argentino ha tenido hacia el trabajo conjunto con los movimientos sociales. Se destacó el rol de la tarea dirigencial como necesaria para la organización de la sociedad, apelando a la dimensión ejemplar que la misma debe tener.

Finalmente se recordó que es esencial a la Iglesia el acompañamiento y atención de los pobres, por lo que siempre será una voz que acompañe y obre en favor de los más necesitados, lo cual es una exigencia del Evangelio que el Papa Francisco ha querido resaltar mediante la convocatoria a la Jornada Mundial de los Pobres.

Fuente: Mundo Gremial

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario