Economia Social Economías Regionales Internacionales NOTICIA NUEVA!!! 

Temer no tendría los votos para la reforma previsional

Con divisiones en el seno del oficialismo, la reforma previsional en Brasil parece frenarse justo antes del receso legislativo. Se suspende el paro nacional programado.

El titular de la cámara de diputados expresó este último  jueves que el gobierno de Temer no cuenta con los votos suficientes para aprobar una reforma del sistema jubilatorio.

El diputado Rodrigo Maia dijo que la votación prevista para el 6 de diciembre sufrirá su aplazamiento una semana. En tanto desde el gobierno admitieron  problemas para aprobar el proyecto debido a la división en las filas de la coalición de gobierno.

Por su parte desde las centrales sindicales de Brasil cancelaron el viernes la huelga general prevista para el próximo 5 de diciembre que fuera convocada para protestar contra la reforma.

La medida fue suspendida ante al apreciar que el Ejecutivo no tiene los votos suficientes para aprobar la reforma de las jubilaciones y como consecuencia decidió retirar la propuesta de la pauta de la Cámara de Diputados conforme lo tenía previsto para el próximo 6 de diciembre.

La medida de fuerza había sido coordinada por la  Central Única de los Trabajadores, Fuerza Sindical, la Unión General de los Trabajadores (UGT), Central de los Trabajadores de Brasil (CTB) y otras cinco agrupaciones menores. Sin perjuicio de haber suspendido la medida instaron a los trabajadores a continuar movilizados y en estado de alerta.

En tanto el presidente Michel Temer mantendrá reuniones durante el fin de semana para lograr imponer su voluntad antes que finalicen las sesiones ordinarias pero ante  la falta de apoyo esperan que se deja la votación para el año que viene ya que el receso legislativo comienza en la segunda quincena de diciembre.

La fisura en el bloque legislativo anticipa la salida de la coalición oficialista del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), fundado por el expresidente Fernando Henrique Cardoso. Otro de los reveses viene de la mano que la Justicia de Brasilia ordenó suspender la transmisión de la publicidad realizada por el gobierno en apoyo al proyecto de reforma por considerar que contiene informaciones inexactas.

Cabe recordar que la reforma tiene tres pilares: en principio  aprobar la edad mínima, la norma de transición al nuevo sistema y la unificación de reglas de jubilación para los sectores público y privado. En relación al primer punto se establecía que los trabajadores debían aportar 49 años para acceder al beneficio jubilatorio de mayor haber. El proyecto que tratará el congreso el día 6 de diciembre prevé que deberán aportar  40 años para poder cobrar el total de la jubilación.  Actualmente, los brasileños pueden acceder a la jubilación con 30 años de aportes y sin mínimo de edad requerido.

Fuente: www.elintra.com, eleconomista.net

 

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario