Economías Regionales NOTICIA NUEVA!!! 

Un ahorro que se transformó en gasto: la Provincia deberá afrontar miles de juicios por sumarios irregulares en el SPB

El ministro de Justicia Gustavo Ferrari intervino el Servicio Penitenciario Bonaerense para “sincerar las cuentas” de la institución, entre otros motivos. Pero el recorte le salió mal: desató una ola de sumarios, que en muchos casos estuvieron viciados de irregularidades, por lo que ahora la Provincia debe afrontar miles de juicios.

Donde realmente había que achicar, las cuentas se agrandaron: los gastos superfluos, las facturas infladas y los viáticos de funcionarios se multiplicaron, de la mano de bochornosos hechos de corrupción. Donde sí hizo estragos la tijera fue en el personal, despidiendo a miles de trabajadores y desatando una ola de sumarios sin precedentes.

Desde que la Intervención civil se hizo cargo del SPB de la mano de Fernando Rozas, los trabajadores sufrieron una constante persecución y fueron avasallados por una infinidad de castigos. Embanderados en la transparencia, la actual gestión demostró que los estandartes anticorrupción que habían levantado eran totalmente falsos: las tramoyas se multiplicaron, los peces gordos se reubicaron y el agente común fue humillado.

Pero el avasallamiento tuvo un costo: miles de cartas documento contra el Estado. En los corrillos del Ministerio aseguraron que eso no es preocupación para Ferrari y compañía: “Cuando estén las resoluciones de los juicios, ya no vamos a estar o estaremos en Nación”, habrían sido las palabras del funcionario.

La insensibilidad y la falta de legalidad con las que actuó el Gobierno de la Provincia son graves. La administración siempre supo que muchos sumarios que reflotaron estaban prescriptos, caducados, porque la sanción debe aplicarse en el plazo de 5 años, de lo contrario se caen.

Fuente: Agencia VOVA

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario