Economia Social Economías Regionales NOTICIA NUEVA!!! 

“El cooperativismo debe ser incluido en una reforma de la Constitución”

José Luis Serafino es uno de los impulsores de la Cooperativa Setúbal, que brinda servicios a una importante zona de la ciudad de Santa Fe. Actualmente preside la entidad y, desde su visión de cooperativista, impulsa una serie de aportes para incluir ante una eventual reforma de la Constitución de la provincia de Santa Fe.

Guillermo Dozo | gdozo@ellitoral.com

El 2 de octubre de 1987 un grupo de vecinos de Guadalupe dio impulso para crear la Cooperativa de Provisión de Obras y Servicios Públicos, Asistenciales, Vivienda y Crédito Setúbal Limitada. Entre ese grupo de hombres y mujeres que buscaban superar algunas de las carencias del barrio estaba el Dr. José Luis Serafino, quien, en la actualidad, preside la entidad. El diálogo con El Litoral está vinculado con las expectativas del sector de la economía social frente a la reforma de la Constitución de la provincia de Santa Fe.

El Dr. Serafino señala que “el cooperativismo viene trabajando desde 2016 en las distintas organizaciones como el Consejo de Asociativismo de la provincia de Santa Fe como desde las Federaciones en torno de la reforma de la Constitución. Allí estamos agrupados desde la banca cooperativa, crediticia, hasta las cooperativa de trabajo. Nosotros tenemos para decir lo siguiente: que la Constitución de 1962 -a la que siempre se rescató por haber sido una novedad en su tiempo- hoy pertenece a otra época, más aún, desde el punto de vista cooperativo. Hay que tener en cuenta de que a partir de 1990 en el Estado se da la impronta de desprenderse de los servicios públicos, y por eso, las cooperativas quedaron en desigualdad respecto de la Constitución, como también de la legislación vigente tanto nacional como provincial”.

Sobre la eventual reforma de la Constitución de la provincia, sostiene que “después de reunirnos, de celebrar varios congresos, hemos llegado a algunas conclusiones. Primero que la historia y el presente de la provincia amerita que la Constitución le dé un respaldo al sistema cooperativo y mutualista. Para eso debe reconocerse y debe bregar para que las empresas de economía social tengan un pie de igualdad con cualquier otra empresa del mercado. Le doy un ejemplo, el banco Coinag, hizo su propia empresa de seguridad. Cumplió con todos los requisitos, llenó todos los papeles, pero a la hora de la verdad no podía brindar personal de seguridad a otra empresa. En materia de exportaciones, cualquier empresa social que logra un servicio o producto -si bien en la provincia no tiene grandes problemas- cuando tiene que salir al orden nacional -no importa cuál es el gobierno de turno- las cooperativas no existen, son obviadas, y se las considera a como sociedades anónimas. Es decir, que no tienen protección desde ese punto de vista”.

En la interpretación de Serafino “si entonces, desde el marco constitucional se auspicia y promueve el cooperativismo en algunas esferas. Desde el punto de vista de la educación cooperativa es muy importante. Hay que entender que un alto porcentaje de las poblaciones del interior de la provincia subsiste porque existe la cooperativa, por eso, es fundamental comprender el cooperativismo. De allí que la inclusión del cooperativismo escolar es importante. En Santa Fe, Córdoba y hasta en Buenos Aires, funciona el sistema de cooperación escolar pero es voluntario y no forma parte de la currícula. A partir de allí fomentar también, la fiscalización. Porque es bueno que existan controles que sirvan como ayuda y de promoción. Esto para colocar en una posición igualitaria a una cooperativa con una empresa multinacional. Pero ese control debe ser concreto porque sino se termina desvirtuando el movimiento de ayuda mutua”.

Para comprender los aportes que se pueden realizar, Serafino ejemplifica con “el plano agrario, donde es público y notorio cómo se van despoblando muchas zonas rurales. Sin embargo, hay tierras que son del fisco, del Estado, que se encuentran abandonadas… y hasta por allí se observan maniobras de algún particular que intenta apropiarse de ellas de un modo non sancto…. pero en una provincia tan vasta como la nuestra ¿por qué no fomentar el apego al lugar con aquella gente que quiere trabajar la tierra y no lo puede hacer? Así, en el norte de la provincia hay gente que trabaja en este sentido -en la zona de islas, por ejemplo- con denuedo; está el caso del Instituto de Cultura Popular (Incupo) de la Iglesia, hasta asociaciones no gubernamentales. Por eso es muy bueno promover el cooperativismo para poder sacar a esa gente que está casi en la nada y promoverla”.

Agrega que “desde ese punto de vista hemos presentado un trabajo que lo vamos a poner a consideración del Consejo de Asociativismo y lo vamos a llevar al Segundo Congreso de Cooperativas y de Economía Social que se hace en Rosario en los primeros días de julio como una propuesta ante una eventual reforma de la Constitución de la provincia de Santa Fe. Ese texto debiera promover a los actores de la economía social como las cooperativas y las mutuales como una política oficial de la provincia de Santa Fe y a través de la educación cooperativa”.

El referente del cooperativismo santafesino señaló que “es cierto que en la provincia, en los últimos años, desde el Ministerio de la Producción se ha apoyado al movimiento cooperativo, pero no está en la Constitución de Santa Fe”.

Las propuestas del sector

En el borrador que será presentado en el mes de julio en Rosario, se propone que la Constitución de la provincia reconozca “la función social de la cooperación y de la mutualidad en el campo económico, en sus diferentes modalidades. La ley promueve y favorece el cooperativismo y el mutualismo con los medios más idóneos y asegura, con oportuna fiscalización, su carácter y finalidades” y que “incorporará en la currícula de sus planes de estudios en los diversos niveles educativos, los valores y principios del cooperativismo y del mutualismo, promoviendo sus prácticas con la constitución de cooperativas y mutuales escolares. La ley determinará los alcances y facultades económicas de éstas, como asimismo la existencia y el incentivo de los padrinazgos escolares cooperativos y mutuales”.

En otro de los puntos del borrador se propone que “las entidades cooperativas y mutuales de primer y segundo grado están habilitadas para realizar todas las actividades económicas productivas y comerciales, y de prestar todos los diferentes servicios que requiere la actividad económica, con eficiencia social y económica” y también que “la provincia promoverá la intercooperación y la integración entre las entidades cooperativas y mutuales de igual o distinto grado, como medio de ampliar el entramado socioeconómico de la economía social, valorando la eficiencia social y económica del proceso integrador”.

En otro de sus artículos sostiene que la provincia de Santa Fe “promueve la racional explotación de la tierra por la colonización de las de su propiedad y de los predios no explotados o cuya explotación no se realice conforme a la función social de la propiedad y adquiera por compra o expropiación. Propende a la formación, desarrollo y estabilidad de la población rural por el estímulo y protección del trabajo del campo y de sus productos y el mejoramiento del nivel de vida de sus pobladores” y que “facilita la formulación y ejecución de planes de transformación agraria para convertir a arrendatarios y aparceros en propietarios y radicar a los productores que carezcan de la posibilidad de lograr por sí mismos el acceso a la propiedad de la tierra”.

 Fuente: El Litoral Santa Fe - ellitoral.com

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario