Economia Social Economías Regionales Gremios NOTICIA NUEVA!!! 

Moyano puso primera: bloquea plantas de gaseosas por tiempo indeterminado

En el marco de una renovada embestida contra el Gobierno, los camioneros iniciaron medidas de fuerza y no descartan un paro general. . “Ojalá que el fin de año sea en paz, nadie quiere que el Gobierno termine antes”, dijo Pablo Moyano.

Los Moyano pusieron primera. En medio de las tensiones internas de la CGT por la organización del plenario de secretarios generales del próximo miércoles en La Fraternidad, los camioneros lanzaron la primera gran protesta de la segunda parte del año, período que se anticipa con elevada conflictividad gremial.

Según informaron desde la Federación de Choferes, desde esta madrugada la rama de aguas y gaseosas comenzó un paro por tiempo indeterminado en todos los centros de distribución de Coca Cola. “La medida de fuerza se adopta por diferencias salariales y la falta de aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo 40/89”, informaron desde el sindicato. Según pudo saber ámbito.com, esta falta de aplicación del Convenio dejará a 70 choferes fuera de la multinacional Femsa.

La medida comenzó en la Coca, pero los Moyano amenazan con extenderla a otras empresas del rubro. “Hasta el momento no se descarta un paro nacional de toda la actividad”, advirtieron en un comunicado.

El bloqueo es el puntapié de la renovada embestida de los Moyano contra el Gobierno nacional, enfocada en rechazar el acuerdo con el FMI, frenar la aprobación del Presupuesto 2019 y la reforma laboral y repudiar en las calles la visita del G20 a la Argentina. En la presentación de la Multisectorial 21F en Atlanta ya se habían anunciado los próximos movimientos, con los 7 mandatos asumidos por las 875 organizaciones opositoras. Pero otro elemento de conflicto se sumó en los últimos días.

A 48 horas de la reunión de los jefes sindicales de la CGT en el Teatro Empire, los camioneros y sus aliados del Smata, UOM, bancarios, docentes, aeronáuticos, peajes y otras 55 entidades más, presionan al triunvirato, a los “Gordos”, a los “independientes”, al MASA y a demás integrantes del Consejo Directivo para lanzar otra huelga general en breve. Carlos Acuña dijo a Ámbito Financiero que podría ser a fines de septiembre. 

¿El nuevo motivo? Tras la megadevaluación iniciada el 23 de abril con el dólar a $ 20 hasta los $ 31 de fines de agosto, los salarios de los trabajadores perdieron casi 10% de poder adquisitivo. Peor aún, con esta suba del billete verde y el traslado a precios las paritarias que cerraron en 15% más cláusula de revisión o los que lograron el máximo de 25% -como Sichoca- quedaron pulverizadas. Hoy la inflación interanual supera el 32% y las proyecciones para todo 2018 rozan el 40%. Este es uno de los principales argumentos aglutinantes de todos los sectores cegetistas para lanzar otro paro nacional contra Cambiemos.

Los choferes de Moyano iniciaron este lunes a las 0 hora un paro por tiempo indeterminado en los centros de distribución de la empresa Femsa.  

Si el miércoles el plenario de la central obrera avanza con la diagramación de un plan de lucha, como pretende el sector combativo liderado por el moyanismo, está asegurada la adhesión a las medidas del 21F, que incluye a las dos CTA, la Corriente Federal y movimientos sociales, pero también de agrupaciones políticas kirchneristas y de izquierda. “Una oposición coordinada”, describen y dan como ejemplo de la “unidad en la acción” la reciente sumatoria de la Multisectorial a la marcha federal universitaria del jueves 30 de agosto.

• Moyano dixit

Luego de recorrer el centro de distribución de en la Colectora General Paz y Ramón Carrillo, el secretario adjunto de Sichoca denunció una supuesta “reventa” de productos sin facturar de Coca Cola y falta de cumplimiento de las horas extras. “Esto perjudica a los trabajadores, sin distribución el desabastecimiento se va sentir en los próximos días”, enfatizó, y le envió un mensaje a Jorge Triaca. “Esperemos que el ministro de Trabajo escuche el reclamo, más allá de la animosidad que tiene contra esta organización gremial”.

Según dijo Moyano, la misma situación se replica en otras empresas del rubro como Quilmes, Villavicencio y Aguas Danone. “Quieren bajar los costos pagando fleteros en negro o contratando distribuidoras que no pagan nada. Estaría bueno que el ministro, la AFIP o la DGI vengan e inspeccionen”, señaló.

En esa línea, recordó que los camioneros tienen los “mejores” salarios y no hubo despidos en su actividad, por lo que el Gobierno “le pega a Moyano para doblegar” al movimiento obrero. “Logramos un 25% más un bono y la diferencia que existan con la inflación la vamos a discutir en marco con la cláusula de revisión. No descartamos que Camioneros pida reabrir las paritarias porque ya se superó ampliamente el 35% de inflación”.

Al ser consultado sobre el rol de la CGT en manos del triunvirato, Moyano criticó duramente a los sindicalistas que se reunieron con los enviados del FMI. “Lamentablemente los compañeros están totalmente fuera de lugar, se reunieron con el Fondo Monetario y a la hora estaban reprimiendo a los compañeros del Astillero Río Santiago. No he visto a la CGT acompañando a los docentes, a los trabajadores de Télam, a ninguno. Están borrados totalmente. Hoy van a informar una reunión con el FMI cuando la CGT y el peronismo confrontaba con esas políticas”, remarcó.

Asimismo, blanqueó la intención de alinear la central obrera con el ala más combativa del gremialismo, pero negó el armado de una CGT paralela. “Estamos pidiendo una convocatoria a la renovación de autoridades y si no, no descartamos armar un espacio propio para confrontar a las estas políticas que llevan a la reforma laboral, como se hizo en los noventas”, sostuvo. Y agregó: “Queremos renovar la CGT para recuperar para los trabajadores. Lamentablemente algunos dirigentes que en los noventa peleaban contra el FMI el otro día estaban reunidos, y los otros eran los que aprobaron la reforma laboral de (Carlos) Menem, la (ley) Banelco y ya tenían prácticamente acordada la reforma de Triaca”.

Sin embargo, Moyano aclaró que si la CGT convoca a un paro nacional para septiembre, los camioneros se van a sumar. “Aunque no adherimos a la política que llevan adelante, vamos a adherir porque siempre y cuando se plantea en contra del modelo económico. Hicimos uno en junio y esa presión llevó a adelante que la CGT convoque a un paro general el 25 de junio”.

Sobre las elecciones 2019, recordó que su padre mantuvo encuentros con dirigentes opositores de todos los partidos, incluida Cristina de Kirchner. “Dentro del peronismo todos están haciendo un esfuerzo para llevar a un candidato que contenga a todos los trabajadores, seguramente eso se va a dirimir en una gran PASO. Hugo estuvo con varios gobernadores e intendentes y está haciendo un gran esfuerzo para unir a todo el peronismo”, indicó.

Por último, vaticinó más conflictividad social en las calles para los próximos meses. “Ojalá que el fin de año sea en paz, nadie quiere que el Gobierno termine antes. Queremos derrotar al Gobierno en las urnas el año que viene, pero eso no descarta que los conflictos van a seguir creciendo porque estas políticas van hacia la reforma laboral y nosotros estamos dispuestos a confrontarlo”, concluyó.

Fuente: ambito.com

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario