NOTICIA NUEVA!!! SALUD 

La del río Luján es la cuenca con más glifosato del país

Un estudio del Conicet confirmó los niveles altos del pesticida que hay en el río. Incluso señalaron que el veneno utilizado para la siembra de soja llega hasta el Paraná.

Recrudece la preocupación por la contaminación con glifosato en el río Luján, tras un informe que realizaron el Conicet y el Centro de Investigaciones del Medioambiente (CIM) que depende de la Universidad Nacional de La Plata. El agroquímico que fue calificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “potencialmente peligroso”, incluso llegó hasta el río Paraná a través de la cuenca del Luján.
Para los ambientalistas pilarenses, esto no es nuevo, pero sí cada vez más preocupante, ya que aseguran que “se suma a los solventes y celulosa, entre otros contaminantes que se arrojan desde el Parque Industrial” explicó Graciela Capodoglio (ver aparte).
El trabajo, fue realizado en base a muestras que fueron tomadas en distintos años y que denotan un crecimiento de la presencia del herbicida que según cuentan los ambientalistas, proviene de los campos sembrados con soja y fumigados con este veneno, a través de los canales clandestinos que se hicieron en ellos.
Esto no solo es peligroso para el ecosistema del cauce que atraviesa a Pilar, sino también para los vecinos que sufren inundaciones y son afectados por todos estos contaminantes. En el informe publicado, remarcan que “en el río Luján los niveles de glifosato son de entre tres a cuatro veces mayor en los sedimentos que en el agua completa”, es decir que el herbicida se depositó en el fondo del cauce. Y agrega que es de unos 8 miligramos por litro, que significa de dos a cuatro veces superior a la detectada en un suelo cultivado con soja. En ese sentido, los especialistas aseguran que el glifosato está destruyendo los ecosistemas que invade, produciendo pérdida de la biodiversidad, remarcando que a eliminar distintos tipos de plantas, también elimina la especie animal que depositaba sus huevos en esa planta, como la que se alimenta de los bichos que crecen en ella, eliminando así la flora y fauna autóctona.

¿Qué es?
El glifosato es un herbicida desarrollado para la eliminación de hierbas y de arbustos considerados plagas en la cosecha de granos. Fue creado por Monsanto, quien tiene la patente de este poderoso veneno que se le aplica a las hojas, se inyecta en los troncos y tallos o se fumiga en forma aérea. Su aplicación mata las plantas debido a que suprime su capacidad de generar aminoácidos aromáticos y numerosos estudios han demostrado que es nocivo para la salud de las personas, los animales y el medio ambiente.

GRACIELA CAPODOGLIO
“Dejémoslo tranquilo o tendremos otro Riachuelo”
La ecologista local Graciela Capodoglio aseguró que la existencia de glifosato en el río Luján se conoce desde hace unos cuatro años y remarcó que crece la cantidad en cada estudio que se realiza. “Es por el mal manejo que se tiene aguas arriba, donde en los campos que antes eran ganaderos y ahora se siembra soja, hay cientos de canales clandestinos que con la lluvia llevan todo el herbicida al río”, explicó la mujer.
Al mismo tiempo, Capodoglio dijo que si bien esas tierras no son buenas para la agricultura, la soja crece sin muchas pretensiones: “la maquinaria aplasta la tierra y cuando la fumigan no permite que el herbicida sea absorbido, por eso la lluvia lleva el glifosato a los canales y de ahí al río”.
Según la pilarense “somos la cuenca con mayor cantidad de glifosato en todo el país” y remarcó que hay un estudio en manos de las autoridades provinciales con el análisis de cada uno de los canales y debe ser el Gobierno bonaerense quien los cierre.
“El río tiene la capacidad de recuperarse solo, pero si no dejamos de molestarlo, vamos a tener otro Reconquista o un nuevo Riachuelo en pocos años”, disparó Capodoglio.

Fuente: Pilar a Diario

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario