Justicia NOTICIA NUEVA!!! Política Nacional 

Un tucumano denunció a Macri por traición a la patria

Sergio Rubén Arroyo denunció a Mauricio Macri ante la justicia federal por violación de los derechos humanos contra los jubilados y traición a la patria por haber endeudado al país: “¿La plata dónde está? Esa deuda la está pagando el pueblo con hambre”

Como parte de la marcha “Sí se puede”, el presidente Mauricio Macri llegó a Tucumán el pasado 7 de octubre con el afán de torcer el resultado de las PASO y buscar la reelección. Esa tarde hubo una plaza independencia colmada, discursos encendidos sobre el escenario y hasta besos en los pies de una militante. Ese mismo lunes, pero por la mañana, el tucumano Sergio Rubén Arroyo presentó una denuncia gravísima contra el actual mandatario ante la Secretaría de Derechos Humanos de la fiscalía federal número uno. En la denuncia, lo acusa de violación de los derechos humanos de los jubilados que perciben el haber mínimo, ya que no pueden afrontar los gastos de medicamentos, alimento, servicios y vivienda. Además, lo acusa por el deliro de traición a la patria por haber endeudado al país con el préstamo solicitado al Fondo Monetario Internacional (FMI). “Mi denuncia está basada en la deuda que ha tomado la república. ¿Esa plata dónde está? No está, se la han llevado. Esa deuda la está pagando el pueblo con hambre. Yo lo que quiero es que se lo cite y que le diga al juez dónde está esa plata y si no está deberían embargarle todos los bienes, no sólo a él, también a Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Nicolás Dujovne”, dice de manera enérgica el denunciante.
A la hora de explicar qué lo motivó a denunciar al presidente, Sergio no duda y dice que las pruebas de la debacle económica que ha generado, principalmente, el gran endeudamiento, están en la realidad que viven los argentinos día a día: “Si usted mira un poquito los contenedores de basura están todos llenos de gente que saca algo para comer. Esa gente es gente de la clase media que se ha venido abajo. Todos los días me golpean la puerta de la casa para pedirme algo. Uno trata de darles algo, pero yo también me he ido para abajo”.
Unos de los más afectados por la actual crisis económica del país son los jubilados, principalmente, aquellos que perciben la pensión mínima. Según explica Arroyo, entre los elevados índices de inflación y los recortes que han sufrido en el servicio de salud, se les dificulta vivir en el contexto generado por el actual gobierno: “En mi familia hay jubilados y pensionados y tenemos que hacer la vaquita para ayudarlos porque no les alcanza para los remedios, la comida, la vestimenta. No les alcanza para vivir”.
Por eso, la denuncia insiste en que se trata de una violación de los derechos humanos que afecta particularmente a este sector de la sociedad. Una parte del escrito presentado a instancias del abogado Manuel Miguel Gutiérrez establece: “(los jubilados con la pensión mínima) no tienen la posibilidad de hacer frente a sus gastos cotidianos, ya que estos ingresos están muy por debajo del ingreso mínimo vital y móvil estimado para nuestro país, violando todo principio de derechos humanos, establecido en normas constitucionales como en tratados de derechos humanos refrendados por nuestro país”. A su vez, el documento establece que se podría encuadrar a este delito como delito de lesa humanidad, ya que estos no se refieren sólo a ataques militares, sino también a actos de carácter inhumano que causen intencionalmente grandes sufrimientos a un sector de la población.
La denuncia apunta también contra Mauricio Macri “por haber endeudado al erario público nacional en sumas de dinero que nuestro país no está en situación de solvencia económica y financiera de afrontar”. En este punto, el documento hace referencia a la deuda contraída ante el Fondo Monetario Internacional (FMI); deuda que actualmente representa el 97,7% del PBI del país. A raíz de ese endeudamiento, la denuncia afirma que el mandatario incurre en el delito de traición a la patria, ya que se trata de un escenario que “nos pone en una situación de sometimiento absoluto a sus directivas y mandatos (del FMI). Hipotecando el futuro de la república sin saber cómo y cuándo y quién los pagara. Donde esos fondos que hablamos y son de público y notorio, no están en las arcas del Estado Nacional por el cual se volatilizaron en la famosa bicicleta financiera”.
“Voy a ser sincero, se hicieron varias cosas durante la gestión, pero financiera y económicamente la ha destruido a la república. Macri es como un Dios que todo lo que toca destruye. Yo creo que al presidente no le ha interesado nunca nada. No voy a hablar mal de él, él vive en un país de las hadas. Parece que el que tiene plata, más quiere. Ha hecho la más fácil, que es pedir plata al exterio: si sabés que el FMI te come con los intereses ¿cómo le vas a ir a pedir? No le intereso esa parte, fue un caos. Hay mucha gente que ahora está hambrienta”, dice Sergio con evidente verborragia y ofuscación.
Sergio Rubén Arroyo tiene 54 años, es empleado judicial y vive junto a su esposa, sus dos hijas y cuatro perros que rescató de las calles en su casa de Villa Alem. Sergio, quien se define como justicialista y hace 30 años está afiliado al partido, tiene por pasión la escritura. En 2009, editó el libro “Proyecto necesario para una república”. Dice que tiene dos obras más, todavía inéditas: “Escribo para mejorar la sociedad, será ahora o algún día cuando ya no esté”. En sus escritos, piensa la realidad del país; esa misma realidad que ahora le duele: “La gente está sufriendo hambre y quiere soluciones. Si Domingo Amaya viene a decirme que Macri ha hecho cosas buenas yo no le voy a creer. ¿Qué han hecho con el plan Belgrano? No han hecho nada, no me vengan a mentir a mí.  Macri tiene las ideas del neoliberalismo, con esas ideas ya hemos fracasado con Menem, esas ideas no van”.
“Yo siempre les digo a mis hijas ustedes hagan, pero tienen que pensar en cómo los va a juzgar la historia. Por eso hay que ver cómo lo juzgará la historia a Macri. A mí me gustan las cosas bien, a los que tenía que denunciar he denunciado y quizás la historia me va a juzgar como un denunciador serial, pero denuncio con fundamento, no como la Silvia Elías de Pérez que denuncia por denunciar”, arremete Sergio recordando otras denuncias realizadas en su pasado, todas las cuales, asegura, han terminado con fallos a su favor. Confía en que con esta, que ampliará el próximo martes, suceda lo mismo. Sabe que, desde su lugar, ha cumplido con su deber: “Esta sociedad tiene que cambiar algún día, tenemos que dar ideas, que proponer y que denunciar si es necesario”.
El documento de la denuncia:

Fuente: EL TUCUMANO

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario