Internacionales NOTICIA NUEVA!!! 

Masacre en Senkata: «Nos están matando y no hay ningún canal boliviano»

Desde antes del mediodía la población movilizada en la planta YPFB del distrito 8 de Senkata, en la región de El Alto está siendo ferozmente reprimida por cientos de militares y policías con un saldo de al menos 3 personas asesinadas (7 según pobladores) y más de 40 heridas. El bloqueo a la planta hidrocarburífera era en repudio al gobierno de facto de Jeanine Áñez que decretó eximir a las FFAA de «responsabilidad penal» en la represión que está impulsando desde incluso antes que la opositora se auto-proclamara presidenta boliviana. Medios de comunicación alternativos que cubren la represión logran visibilizar la masacre que continúa en Senkata mientras las salas de emergencias no dan a basto y médicos voluntarios en La Paz pide la presencia de la Cruz Roja, bomberos y ayuda internacional. Por ANRed


La represión al pueblo de Senkata no cesa y quienes quedan en pie resisten como pueden. Se estima que los militares y policías balearon a más de 40 personas y se confirmó el asesinato de siete manifestantes.

Betina, dirigente campesina de Senkata denunció hace unas horas mediante un audio reenviado por redes sociales «nos están matando y no hay ningún canal boliviano». Pide por favor que comuniquen y difundan lo que está pasando porque «nos han dejado solos y es una masacre».

Las imágenes capturadas por RT, Bolpress, medios de comunicación social alternativos como La Izquierda Diario Bolivia y corresponsales populares que cubren sin ningún tipo de respaldo dado el nivel de violencia ejercida por los militares y policías comandados por el gobierno de facto de Jeanine Áñez muestran a un pueblo que camina a pie o en bicicleta y provisto solo con piedras para defenderse de la represión en manos de cientos de militares y policías que disparan balas de plomo, balines mientras lanzan gases lacrimógenos. A un pueblo que tiene que cargar sus propios muertos en brazos en busca de refugio mientras los sobrevuelan helicópteros y respiran gases asfixiantes.

La situación represiva comenzó antes del mediodía de este 19 de noviembre cuando cientos de pobladores y pobladoras se movilizaron a la planta hidrocarburífera ubicada en Senkata para realizar un bloque en repudio al decreto del gobierno de facto que exime de responsabilidad penal a las FFAA bolivianas por las represiones. Los manifestantes habían realizado zanjas a modo de defensa de las balas que comenzaron a disparar los policías; pero la ferocidad fue in crescendo y la movilización se replegó por las calles aledañas. En ese momento, tanques y vehículos especiales de las FFAA custodiaron en la ruta a 45 cisternas llenas de combustible.

Luego, los y las alteñas lograron reagruparse luego de haber sido dispersadas por el operativo militar y policial y volvieron a bloquear a tres cuadras de la planta al grito de «asesinos». Hasta el momento hay al menos siete personas asesinadas por las fuerzas armadas.

Marco Teruggi@Marco_Teruggi

en están matando a la gente en El Alto con una represión militarizada. Estados Unidos, los gobiernos de derecha con su silencio, Almagro, los grandes medios con su campaña para legitimar el golpe, todos son cómplices o parte directa de esta masacre.

Video insertado

9.761 personas están hablando de esto

En plena calle y entre lágrimas e impotente, Haydeé Guaranca, integrante de Médicos Voluntarios en La Paz expresó a las cámaras de RT : «Estoy solo, no puedo hacer con todos nada, solo puedo hacer como personal de salud ayudar a los heridos». El médico contó que mientras hacía los primeros auxilios a un herido recibía balas de militares, y la persona murió en sus manos». Haydeé expresó «yo me pregunto ¿dónde está la Cruz Roja? ¿Dónde está la ayuda internacional?»

RT en Español

@ActualidadRT

“Es bien preocupante ver a un compañero morir de esta forma, porque murió en mis manos”, dice médico en la planta de Senkata en El Alto, Bolivia@Guaitafran

Video insertado

515 personas están hablando de esto

Las guardias hospitalarias tampoco dan a basto dada la cantidad de heridos y heridas que no paran de llegar arrastrados por sus familiares o compañeros de lucha.

 

Las Fuerzas Armadas emitieron un comunicado justificando la masacre ante el alerta de un informe de inteligencia que supuestamente menciona el intento de toma de la planta y dada la intransigencia de la movilización. Sin embargo los manifestantes denunciaron que no hubo ningún tipo de dialogo y menos un ataque a la planta como indica el comunicado.

Fuente: Logo Sitio

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario