Ciencia y Educación Economia Social NOTICIA NUEVA!!! 

Documento base de discusión “SUGERIR MODOS DE ESTUDIAR Y DISEÑAR PROYECTOS DE MANEJO COOPERATIVO DE LA TIERRA”.

De dos docentes cooperativos, Ana María Ramírez Zarza y José Yorg 

a Vicente Costanza-CONICET

Nexo vinculante: Luis Vázquez – Polos Productivos Regionales.

GUÍA PARA LA FORMULACIÓN DE

LINEAMIENTOS POLÍTICOS –

EDUCATIVOS COOPERATIVOS.

 

Formosa .Argentina. Diciembre 2019

 

Resumen

 

El presente trabajo tiene por objetivo  problematizar la relación tierra- trabajo cooperativo y en su recorrido pretende producir el hallazgo y construcción del diseño. Poner en cuestión y análisis el diseño de proyectos o modelo de manejo cooperativo de la tierra como guía para la formulación de lineamientos políticos –educativos cooperativos.

 

Constituye un documento base para la discusión y orientación.

 

Introducción

 

Cooperativas agrícolas:

Abriendo surcos  para el desarrollo rural.

Brevísimo diagnóstico 

 

Las cooperativas agrarias argentinas poseen un enorme bagaje y tradición en las economías regionales, sin embargo, las dos oleadas de políticas neoliberales han mellado bastante esa tradición productiva, en especial, el daño-según nuestro criterio- se ubica en lo cultural, la cuestión de la lógica del mercado, de la eficiencia y competitividad ha sido devastador, pues ha restado mística y cohesión cooperativa. La pretensión de asimilarse a las empresas de capital fue caer en una trampa.

 

Estamos en emergencia socio-económica y ello implica una vez más el llamado desde el Estado a acudir a la figura cooperativa como paliativo. Las cooperativas denominadas “truchas” han hecho daño a la figura del cooperativismo como organización noble.

 

La educación cooperativa escolar, sustentada por leyes nacionales incluida la que aporta financiamiento, en su efectivo cumplimiento deja mucho que desear. La cooperación aún no ha entrado en las aulas argentinas tal como merece su potencia pedagógica y didáctica. 

 

Este apretado diagnostico situacional actual nos servirá para saber desde dónde estamos parados y desde dónde partimos.

 

Que las cooperativas pueden y deben desempeñar un rol estratégico en la lucha frontal contra la pobreza y el hambre, no existen ninguna duda. La construcción de la seguridad alimentaria pasa por las cooperativas.

 

Un poco de historia

 

Anotamos una recurrencia al encarar este tipo de proyectos en acción, los consejos que nos diera la Supervisora Escolar Prof. Lina Frederich de Acuña en un encuentro casual de esos que suceden en los caminos de las campiñas rumbo o desde las escuelas rurales, quien  habló de la necesidad de incorporar saberes del cooperativismo escolar, dado que los educandos, hijos de labriegos, trabajan muy bien la tierra, pero desconocen los aspectos empresariales que les permitan superar sus debilidades mercantiles ante el intermediario que menoscaba el precio de sus productos.

 

“A los niños no hay que enseñarles a laborar la tierra, ellos ya lo soben, hay que enseñarlos el manejo empresarial de su producción”. L.F. de A.

 

Marco interpretativo del individualismo que alcanza en los productores categoría perturbadora

Al hablar de individualismo-de manera restringida- hacemos referencia al comportamiento de las personas como una patología social, que implica egoísmo u egocentrismo, mezquindad; en contraposición al comportamiento de compañerismo, colaborador, altruista, de ayuda mutua.

Está claro que nuestras sociedades han mutado hacia posturas individualistas, ello tiene que ver la incentivación por medio de políticas públicas neoliberales y la paulatina pérdida o disminución de valores solidarios. La restricción económica masiva entendida como pobreza polariza actitudes, ya sea buscando salidas individualistas o salidas colectivas. Pero también larvan conflictos sociales.

Estos verdaderos vicios de la conducta social atraviesan a los individuos rompiendo sus estructuras colectivas, quienes  provienen de una sociedad basada en la relación mercantil de oferta y demanda. “Visto así, el individualismo no constituye una defensa de la dignidad moral, sino un modo precario de vivir que deshumaniza a las personas” (https://www.significados.com/individualismo)

Lo expuesto constituyen verdaderas barreras de entrada al  objetivo de colectivizarse en una organización socio-económica, tal cual lo son las cooperativas.

 

El punto central: Estudiar y diseñar proyectos de manejo cooperativo de la tierra.

 

El punto central nos remite, necesariamente, a la necesidad de señalar algunos puntos centrales-a nuestro juicio-que entran en juego, ellos son:

 

  • Definir el sujeto productivo.

 

  • Contar con apoyo respetuoso gubernamental.

 

  • Elaborar y ejecutar un modelo de educación y capacitación cooperativa con contenidos que den una fuerte visión transformadora  para modelar lo actitudinal y procedimental organizativo. 

 

  • Cooperativas de actividad productiva como meta final. Experimentar.

 

Formosa, diciembre de 2019.

Fuente: TECNICOOP

 

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario