El macrismo prestó el 20% del capital del Banco Nación a una empresa amiga. Hoy es incobrable

La empresa agroexportadora Vicentín, cercana y fuerte aportante de campaña del macrismo, fue beneficiada durante la gestión de Javier González Fraga con un crédito de $18.370 millones. Hoy Vicentín se encuentra en situación de default y difícilmente pueda devolver ese monto, que constituye el 20% del capital que podía prestar el Banco Nación, por lo que la entidad pública ha resultado duramente comprometida.

Lo desorbitante del monto prestado excede los «límites de riesgo» del banco, de acuerdo a la normativa conocida como «Basiela II», y solo se explica por los vínculos entre el macrismo y las familias Padoán-Nardelli, dueñas de Vicentín. El Banco Nación ha quedado comprometido en el 20% de su «responsabilidad patrimonial computable».

El préstamo representa además el 78% de las deudas de la empresa, lo que refleja la cautela de otras entidades financieras que fueron más renuentes a conceder sus créditos dada la poca capacidad de repago. Frente a los $18.370 que le prestó el Banco Nación, el Banco Provincia solo accedió a otorgar $1623 millones, el Banco Hipotecario solo $721 millones y el Banco Macri $540 millones.

La empresa entró en default en diciembre de 2019, cuando anunció que “inició un proceso de reestructuración de pagos a partir del estrés financiero que la afecta”.

Como informamos en febrero de 2019, Javier González Fraga, el que se encargó de decir que «le hicieron creer a un empleado medio que podía comprarse celulares y viajar al exterior», ya había sido denunciado penalmente por Guillermo Moreno por vaciamiento del Banco Nación.

¿Hubo una intención de vaciar las entidades bancarias públicas en favor de amigos para favorecer una posterior privatización? Las autoridades del Banco Nación que concedieron este crédito, ¿se harán cargo del perjuicio que le han provocado a la entidad pública?

 

Fuente:  KontraInfo

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario