Internacionales NOTICIA NUEVA!!! 

Bérgamo, una ciudad italiana: Techint y un grupo de empresas logró que no se declare zona roja al gran polo industrial.

Si algo demostró cierta parte del empresariado en los tiempos que corren, donde el Covid-19 cambió los paradigmas de las sociedades, es que la imprudencia junto con la avaricia pudo decantar en una masacre.

Bérgamo, una ciudad italiana hacia el noreste de Milán, en la región de Lombardía, padeció el embate de la patronal industrial. Allí, en los comienzos de la propagación del Covid-19, un grupo de empresas logró que no se declare zona roja al gran polo industrial. Lo hizo a través de un orquestado boicot, comandado por una empresa conocida por los argentinos.

Se trata de  Tenaris, líder mundial en la fabricación de tubos y servicios para la exploración y producción de petróleo y gas, la cual pertenece al grupo Techint de Paolo Rocca. La empresa, junto a otros conglomerados reunidos en la cámara empresaria Confindustria Bérgamo, repudiaba la posibilidad de la cuarentena con la campaña en redes #YesWeWork y el eslogan “Bergamo non si ferma/Bergamo is running” (Bérgamo no se detiene).

 

“No se pueden cerrar todas las actividades no esenciales”, decían en una carta las más de 1200 empresas de Bérgamo al primer ministro. Así las cosas, consignó una producción del sitio de periodismo Contexto y Acción (Ctxt), a pesar del decreto de cierre de “todas las actividades productivas no esenciales”, había 1.800 fábricas en pleno funcionamiento.

Ese acto, cargado tanto de inconsciencia como de irresponsabilidad, ocasionó que al 30 de marzo en Bérgamo hubiese 8670 infectados y casi 600 muertos. Si bien son datos oficiales, se estima que los números fuesen superiores debido a irregularidades a la hora de los registros.

Fuente: ASSER NOTICIAS

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario