Gremios NOTICIA NUEVA!!! 

Coronavirus: ya hay 43 casos en Coto y trabajadores denuncian que la empresa no respeta protocolos sanitarios y los “apreta” por informar a través de las redes

La empresa emitió circulares para prohibir que los repositores externos hagan conocer los contagios. La desesperación hizo que los trabajadores se autoconvocaran en las redes porque no reciben respuesta del Sindicato de Comercio ni del referente gremial Ramón Muerza, a quien acusan de “solo haber aparecido para defender a Alfredo Coto”, cuando le clausuraron una sucursal por vender productos en mal estado.

Matías Tagliani / Director de Gestión Sindical

La situación que padecen los trabajadores de Coto en la Ciudad de Buenos Aires es muy grave. En las tiendas porteñas del hipermercado ya se confirmaron 39 casos positivos de Covid-19 (ver LA LISTA COMPLETA…) y denuncian que la empresa no está respetando los protocolos sanitarios. Tampoco –aseguran- están recibiendo respuestas del Sindicato de Empleados de Comercio de Capital, conducido por Armando Cavalieri, ni por parte del referente sindical en la cadena, Ramón Muerza, a quien acusan de “solo haber aparecido en televisión para defender a Alfredo Coto, cuando le clausuraron un local por vender mercadería podrida”.

Ante esta realidad, trabajadores y cuerpos de delegados de las distintas tiendas decidieron autoconvocarse y armar distintos grupos de difusión en las redes sociales donde van informando los nuevos contagios en las distintas tiendas y las irregularidades que se cometen en relación a las medidas de protección, para cuidarse entre sí y alertar a vecinos y clientes.

Pero la movida ya tuvo sus consecuencias: los empleados denunciaron que la empresa vigila sus perfiles y páginas de redes sociales. Incluso ya hubo varios casos de aprietes mediante patotas y también intimidaciones por parte de personal jerárquico.

Una repositora externa -que pidió mantener su identidad en reserva-, le contó a Gestión Sindical que la empresa emitió el viernes pasado una circular donde expresamente les “prohíbe a los repositores externos informar al público sobre los casos de contagios” y les advierten que serán “sancionados” si no cumplen la directiva.

Por otro lado, cabe recordar como informara Gestión Sindical tres semanas atrás, que una patota atacó a Héctor Castro, el delegado de la sucursal Retiro de Coto. ¿El motivo? Castro había denunciado la aparición de dos casos de coronavirus en el supermercado. Se trata de la tienda más cercana al Barrio 31, uno de los focos más calientes de contagios de la Ciudad de Buenos Aires.

La denuncia, que se viralizó por un video que grabó el delegado mientras viajaba a dejar asentada la situación en la comisaría, y agregó que luego de que se detectaran los positivos no hubo tareas de desinfección.

Más casos

No es la primera vez que ocurre un hecho de estas características en un supermercado del empresario que ocultó un arsenal con granadas, rifles y hasta un silenciador en una sucursal para enfrentar supuestos saqueos que nunca ocurrieron.

La cadena de supermercados Coto ya había intentado esconder otro caso de un empleado que padecía coronavirus y los trabajadores lograron que, para realizar una desinfección correspondiente, cierren el local ubicado en la calle Rivadavia 2846, en el barrio porteño de Once.

Sin embargo, luego quiso volver a abrir las puertas del local sin haber esperado el tiempo prudencial de más de 72 horas para confirmar que el virus murió.

En el supermercado Coto, ubicado en el cruce de Pueyrredón y French, fue uno de los primeros donde se habían confirmado casos de coronavirus entre los empleados de la sucursal. En aquella ocasión, Rocío, novia de Cristian, uno de los infectados con Covid-19 que trabaja como cadete en esa sucursal, aseguró: “El supermercado nunca avisó que había casos de coronavirus en la sucursal de Recoleta”, y agregó: “Una persona de jerarquía de Coto le dijo a Cristian que no se comunique con nadie por la situación”.

En diálogo con los medios, Rocío afirmó: “Cristian contrajo coronavirus trabajando en el supermercado, otro compañero de él también se había contagiado”, y remarcó: “Nos costó muchísimo que alguien venga a hacerle el estudio de coronavirus porque la empresa nunca informó que Cristian había estado en contacto con casos positivos”.

En búsqueda de ayuda para protegerse

Paralelamente, y ante la falta de respuesta que tuvieron hasta la semana por parte de los organismos de control de la Ciudad, los trabajadores contactaron a distintos referentes políticos que actúan en territorio porteño. En tal sentido, obtuvieron respuesta por parte de Fernando Moya, comunero de la Comuna 10. Ante los 3 casos positivos de Covid-19 en la sucursal 55, ubicada en la Avenida Avellaneda 3758, en Floresta, Moya intervino para que se realizarán dos inspecciones.

Una, por parte de la Agencia Gubernamental de Control, a través de la Dirección de Protección del Trabajo, que tuvo lugar el pasado. Y otra el día posterior, a través de Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. Finalizado el procedimiento, Moya mantuvo una reunión con el Gerente de la sucursal para verificar la documentación que certificara la desinfección del local por parte de la empresa contratada a tal efecto.

El comunero del Frente de Todos también impulsó judicialmente el tema ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 6, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral.

De todas maneras, los trabajadores sienten que aun falta mucho para visibilizar la situación que están viviendo. Y en gran medida responsabilizan “a los grandes medios”, a quienes señalan de no informar “porque reciben grandes pautas publicitarias” por parte de la empresa.

Mientras tanto, no se quedarán de brazos cruzados y harán conocer la situación donde les brinden un espacio.

LA LISTA COMPLETA DE CONTAGIOS POR TIENDA

La situación en el conurbano

A los 39 casos que se detectaron en las tiendas porteñas de Coto, se suman otros cuatro casos positivos en sucursales del conurbano. Se trata de las ubicadas en avenida del Libertador al 18.200, San Isidro; Mitre 3300, Avellaneda; Ruta 205 y Reconquista, Ezeiza; e Hipólito Yrigoyen 380, Quilmes.

Fuente: Gestión Sindical

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario