Economia Social NOTICIA NUEVA!!! SALUD 

La Boca: alarma por 136 casos de coronavirus en conventillos

La cantidad de positivos de COVID-19 en los conventillos de La Boca creció exponencialmente durante los últimos 15 días. Las organizaciones sociales reclaman que se los incluya dentro del protocolo para los barrios populares o se elabore uno específico teniendo en cuenta las características de esta área.

66 casos en una semana. Ese fue el crecimiento, exponencial, de positivos de COVID-19 en los conventillos del barrio porteño de La Boca. El último dato del informe epidemiológico que difunde a diario el Gobierno de la Ciudad encendió las alarmas entre vecinos y organizaciones sociales del barrio: este sábado se contaban 136 casos en total en las viviendas precarias de la zona, esas que disfrutan los turistas por lo pintorescas, pero que padecen sus habitantes por la precariedad y el riesgo permanente de incendios y desalojos.

En ese marco, a medida que los contagios crecían, las organizaciones que conforman el espacio La Boca Resiste y Propone (LBRP) se sumó a la querella colectiva contra la administración de Horacio Rodríguez Larreta que cursa en el despacho del juez en lo contencioso administrativo Darío Reynoso, quien ordenó hace 15 días al Ejecutivo elaborar un protocolo para barrios populares. Los conventillos de La Boca, por ahora, no son considerados como tales por el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat que conduce María Migliore, dado que no forman parte del Renabap, el relevamiento de villas que se hizo en 2016 a nivel nacional. «Eso nos deja afuera tanto del Detectar como de otros programas como el Prevenir. También de la asistencia urgente de alimentos, del suministro de agua y de elementos de limpieza, que en el resto de los barrios populares lo hacen mal y tarde, como sabemos, pero a La Boca ni siquiera se la contempla», contó a El Grito del Sur Natalia Quinto, referente de LBRP.

Dadas las circunstancias, La Boca tiene -algo insólito- el mismo protocolo de acción ante casos de COVID que barrios como Recoleta o Belgrano. «Por eso hay que elaborar un protocolo específico para conventillos, viviendas multifamiliares con hacinamiento y hoteles-pensión con habitaciones y baños compartidos, donde el contagio es más fuerte», precisó la referente.

«Las organizaciones creemos que podemos hacer un aporte específico», agregó y aseguró que el ministerio de Migliore por ahora les da la espalda, pese a los pedidos formales de inclusión, por ejemplo, de más de 300 familias que padecen una situación de emergencia en los programas de alimentos.

Mientras tanto, el barrio sigue organizándose a través de la «Red de cooperación», una suerte de comité de emergencia como los que se formaron en varios barrios de la Ciudad y el conurbano desde el primer día de cuarentena para reforzar las redes de solidaridad. «Se nos hace muy difícil trabajar en estas condiciones, sin la ayuda del Estado», afirmó Quinto.

Fuente: EL GRITO DEL SUR 

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario