Encuesta: Alberto Fernández continúa como el político de mejor imagen

Un estudio de Rouvier & Asociados muestra que, aunque crece la preocupación por la cuarentena y la economía, la valoración sobre el presidente y su gestión sigue “muy alta”.

Alberto Fernández continúa como el político con mejor imagen positiva. Según revela una encuesta de estudio Ricardo Rouvier & Asociados, aunque crece la preocupación por la continuidad de la cuarentena y la situación económica, la valoración sobre su gestión y el manejo de la crisis por la pandemia del coronavirus sigue siendo “muy positiva”.

De acuerdo al estudio, realizado de 24 de mayo al 2 de junio de 2020 a través de 1200 entrevistas telefónicas, el 40,9% de las personas tiene una imagen “muy buena/buena” del presidente y el 24,9% “regular/buena”, mientras que el 11,9% “regular/mala” y el 19,4% “muy mala/mala”. De esta manera, la imagen positiva llega a 65,8% y la negativa a 31,3%. En el caso de la opinión sobre la gestión de gobierno, los números son similares.

 

Al ser consultados si “¿les da seguridad o inseguridad la forma en que el Gobierno dirige la lucha contra la pandemia?”, el 78,9% respondió de forma afirmativa, mientras que el 20,2% optó por el “No”.

“La convocatoria de los grupos anticuarentena ha tenido un resultado muy escaso. En este sentido ha habido también, una declaración de 300 intelectuales, artísticas y profesionales en contra de la prolongación del aislamiento social y, si bien tuvo repercusión mediática, el tema no logró gran trascendencia en la opinión pública”, plantea entre otra de sus conclusiones el estudió.

De acuerdo con la posibilidad de flexibilización (la encuesta fue realizada antes del anuncio del presidente de este jueves), un 39,2% planteó que debe mantenerse, mientras que un 52,6 piensa que debe flexibilizarse y solo un 7,2% cree que debe levantarse definitivamente, como exige cierto sector de la oposición.

Respecto de la economía, el estudio señala entre sus conclusiones que “as expectativas son negativas, pero hay una porción de la ciudadanía que cifra su esperanza después de la finalización de la pandemia”. “Las expectativas inflacionarias se mantienen altas. Se entiende que la extensión de la situación de la amenaza del coronavirus agrava el contexto”, agrega.