Justicia NOTICIA NUEVA!!! 

Exportar desde Argentina, facturar desde Uruguay: la ingeniería evasora de Vicentín

La gigante cerealera y alimenticia había armado durante los últimos años de la administración Cambiemos, una estructura offshore para pagar menos retenciones. Es parte de lo que se descubrió mientras continúa avanzando la investigación por los millonarios e irregulares préstamos otorgados por González Fraga al frente del Banco Nación.

Entre junio de 2018 y luego durante 2019, el grupo “Vicentín inicia un proceso de lo que se suele denominar offshorización”. La introducción pertenece a Claudio Lozano, economista y dirigente político, y actual director de Banco de la Nación Argentina.

Desde ese cargo, Lozano viene conduciendo parte de la investigación interna que la mayor entidad bancaria del país lleva adelante para determinar cómo es que se generó el desfalco causado por Vicentín. Se trata de la gigante cerealera y alimenticia que solicitó y no pagó un crédito por 300 millones con el Banco Nación. Y que luego, pese a que su calificación crediticia tenía un recuadro rojo, volvió a recibir un nuevo préstamo del Nación por casi 100 millones de dólares más, con la firma de Javier González Fraga, el funcionario que había puesto Mauricio Macri para que condujera el banco y que hoy está imputado por esta causa.

Ese desfalco fue el detonante para que se comenzar a investigar la estructura de la que es una de las principales aceiteras del país, y cuyo virtual default llegó a hacer temblar a las estructuras del Nación. En ese marco es que fueron apareciendo detalles de la manera en que el grupo empresarial estaba organizado con una verdadera ingeniería con el objetivo de sortear la carga impositiva.

Entre junio de 2018 y luego durante 2019, el grupo “Vicentín inicia un proceso de lo que se suele denominar offshorización. En ese momento comienza a radicar empresas afuera, en el Uruguay y, constituye una empresa holding para articular todo el conjunto empresarial, que se llamó Vicentín Family Group “En ese momento Vicentín comienza a radicar empresas afuera, en el Uruguay. De hecho, constituye una empresa holding para articular todo el conjunto empresarial que se llamó Vicentín Family Group”, señala Lozano.

Esa empresa tendría el 75% del capital accionario de Vicentín s.a., la que a su vez es propietaria del 100% de Vicentín Uruguay, que también es constituida en el año 2019.

¿Cómo actuaba este entramado? Lozano lo responde con una figura de números sencillos. “Supongamos que Vicentín Argentina tiene que exportar 100 dólares. En realidad le exporta 80 a Uruguay, y por lo tanto paga retenciones por 80. Pero al mismo tiempo la mercadería que Vicentín exportó no va a Uruguay. Va directamente al lugar del mundo que corresponda: a Europa a China, al lugar que fuese”, explica.

El detalle es que a esos destinos la mercadería “llega con una factura de Vicentín Uruguay, y es por 100 dólares. Por lo tanto los 100 dólares entran en Vicentín Uruguay. Con lo cual hay 20 dólares que quedan en Uruguay; no entran a la Argentina”.

La explicación de Lozano, basada en lo que la entidad bancaria ha logrado determinar, no es difícil de entender: “Vicentín se queda con dólares afuera de la Argentina, y por otro lado paga menos retenciones que las que tendría que haber pagado. Lo que buscan es que este tipo de operaciones puedan terminar pareciendo como legales, cuando en realidad son operaciones al interior de una misma empresa para defraudar al Estado”.

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario