Justicia NOTICIA NUEVA!!! 

Alan Ruiz reconoció que remitía a la ex número dos de la AFI, Silvia Majdalani, y relató una reunión con Arribas para espiar organizaciones sociales

En indagatoria ante el juez Auge, el procesado Alan Ruiz reconoció que remitía “adelantos de lo que se estaba produciendo” a la número dos del organismo y relató cómo fue un encuentro con el jefe de la Agencia para espiar manifestantes. Además, reconoció que colocó cámaras y equipos de grabación en el penal de Melchor Romero y visitó la cárcel de Ezeiza.

Mientras más se van conociendo declaraciones de los acusados de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, quien también está denunciado, más escala la investigación hacia las jerarquías políticas más altas de dicha gestión. Es que en declaración indagatoria ante el juez federal Juan Pablo Auge, el ex agente de inteligencia procesado Alan Ruiz reconoció que remitía “adelantos de lo que se estaba produciendo” a la ex número dos de la AFI, Silvia Majdalani, y relató cómo fue un encuentro con el amigo del ex presidente y ex jefe del organismo para espiar organizaciones sociales.

 

 

Según publicó Tiempo Argentino, Ruiz reconoció un estrecho vínculo directo con la ex “señora 8”, a quien le remitía informes. “Eran muchos, no podría determinar la cantidad exacta”, dijo el ex agente, y precisó que “Majdalani solicitaba los adelantos de lo que se estaba produciendo”.

El ex espía focalizó esas actividades a “prevención” para la Cumbre del G-20 que se celebró a fines de 2018 en Buenos Aires, especialmente a manifestaciones que podrían celebrar movimientos sociales y políticos.

En ese sentido, definió que su tarea era “reunir información de estos grupos, explorando en redes sociales, en grupos, mediante fuentes”. Y abundó revelando actividades repudiables: “Contacto con fuentes de personas que se encontraban en la calle, gente que estaban en otros equipos y que no eran de la agencia, como ser los dueños de los micros que transportaban gente para las marchas”.

 

 

Para este tipo de actividades es que dijo haber conocido al entonces titular de la AFI, Arribas: “Una vez me tocó explicarle cómo funcionaban los grupos que se movían a la plaza, a las manifestaciones. Tuve que hacer una exposición donde le detallaba cada grupo y el grado de peligro que representaba a partir del contexto social que existía en ese momento”.

En su segunda declaración indagatoria, en la víspera, en el marco de las causas en las que está imputado por espionaje ilegal durante el gobierno de Macri, Ruiz negó haber ordenado “realizar tareas de vigilancia y/o inteligencia respecto de personas detenidas en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza del Servicio Penitenciario Federal”. Lo mismo dijo de quienes visitaban a los presos.

En cambio, en la cárcel de Melchor Romero, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense (adonde presuntamente iban a quedar detenidos Hugo y su hijo Pablo Moyano), “se instalaron equipos de videos vigilancias en un sector que estaba completamente vacío”.

 

“Nos habían pedido colaboración para asegurarlo, a partir de la posibilidad del traslado de la banda de ‘Los Monos’, durante el juicio. La orden la dio la subdirección”. La fiscal Cecilia Incardona preguntó si la orden se la dio directamente Majdalani. La respuesta fue “sí”.

La AFI, a través de la Dirección de Contrainteligencia, compró todo el equipamiento. “Se hizo un informe de todo el trabajo realizado”. El fiscal Santiago Eyherabide preguntó si “se realizaron dobles fondos en la oficina de visita de abogados en alguno de los penales”, a lo que Ruiz respondió no tener “conocimiento”.

En cuanto al penal de Ezeiza, Ruiz recordó una visita: “Nos llevó a visitar el complejo quien era el Director del Servicio de Inteligencia del Servicio Penitenciario Federal, Cristian Suriano”, quien también está bajo investigación en la causa por espionaje ilegal.

 

Sin embargo, Ruiz negó un audio difundido en un programa de TV en la que una voz atribuida a él aparece describiendo de qué forma el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena aparece como brindando una cobertura legal al espionaje. Al declarar en indagatoria ante el juez Auge, escuchó un audio que emitió el periodista Rolando Graña en A24 y dijo: “Es el mismo audio que escucho en redes sociales y no los reconozco como propios”.

El ex espía procesado admitió que estuvo “en dos reuniones” con  Villena, a quien conoció “trabajando en la Agencia, por una causa de lavado de activos con posible vinculación con narcotráfico”. Y agregó:  “El rol nuestro era el de seguimiento y reunión de información de algunas personas que tenían vinculadas la causa, para lo cual se hicieron seguimientos y vigilancias, por al menos, dos meses. Se trató exclusivamente de eso”.

Fuente: ASSER NOTICIAS

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario