Justicia NOTICIA NUEVA!!! 

Sospechan que terceros vendieron para Vicentin los granos del default

El Banco Nación cree que vendió el stock a través de otras firmas y vació el patrimonio. Al menos dos empresas en la mira, con exportaciones por el cielo.

Hay una pregunta flotando desde que el caso Vicentin explotó: ¿dónde quedó el stock de granos que la cerealera compró y no pagó y se vio impedida de venderlo tras declararse en default? El Banco Nación, principal acreedor del concurso, empezó a poner la lupa en este tema con un nuevo informe y lo vincula a una probable maniobra de vaciamiento a través de terceros que habrían vendido la materia prima por la firma.

La empresa dejó de exportar a fines del año pasado, luego de ser desestimada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para comercializar al exterior, tras la cesación de pagos que declaró el 5 de diciembre de 2019. Por lo tanto, no llegó a desprenderse de la materia prima almacenada, mayormente adquirida mediante el mecanismo de “a fijar precio”, es decir, tomar el grano del productor sin pagárselo en el momento, trabajarlo, venderlo y, recién después, cancelar la obligación a un mejor precio. En el medio de una de esas operaciones es que declaró el default y dejó a los productores sin granos ni plata.

Entonces, si en los galpones de las plantas había montañas de granos, el camino de quienes reclaman lo suyo conduce a preguntarse por ese stock. “En este contexto, emergieron nuevos exportadores que incrementaron sustancialmente su comercialización al extranjero y que podrían esconder acuerdos tácitos con la compañía”, dice el documento encargado por la entidad bancaria firmado por los especialistas Alejandro Gaggero y Gustavo García Zanotti.

 

 

Una de las empresas que en 2020 vieron alterar positivamente su negocio fue Oleaginosa Moreno Hnos., socia en términos comerciales, financieros y en inversiones conjuntas de Vicentin SAIC, que incrementó su gravitación en las exportaciones de harina de soja en un diez por ciento del mercado hasta posicionarse como una de las mejores rankeadas.

También en el informe se cita al Grupo Olio, que, a través de la empresa Díaz & Forti S.A., aumentó considerablemente sus exportaciones, pasando de los “cuatro millones de dólares en 2019 a 212 millones en los primeros siete meses de 2020”. Entre sus principales bienes exportados se encuentran los porotos de soja, harina de soja y el maíz en grano. Entienden que esto “podría esconder un contrato de locación” en el predio de Oleaginosa San Lorenzo, a quien Vicentin SAIC cedió gratuitamente el uso y explotación de diversas instalaciones.

De hecho, el Grupo Olio anunció a principios de junio que a mediados de mayo suscribió un contrato con la agroexportadora concursada para la molienda de soja y elevación de granos con fines de exportación en las instalaciones de San Lorenzo. Por ahora, el contrato no figura en el expediente del concurso. “Estas alteraciones podrían esconder negocios entre las partes a espaldas del concurso”, deduce el documento.

 


Fuente: Banco Nación, Informe de análisis, mediante elaboración propia.

 

La AFIP estaría detrás de los registros de comercialización de posibles compra de granos y de si se efectuaron realmente los pagos por esa mercadería, algo que por ahora no se comprobó. La hipótesis es que la venta de ese stock pudo haberse hecho a través de transacciones intrafirma y/o subsidiaria del exterior. Esto podría ser el nudo de la cuestión: quién opera u operó esos granos, cómo y desde dónde se hizo esa transacción si Vicentin SAIC estaba imposibilitada y qué perjuicio al patrimonio de la concursada produjo.

Un dato agrega más sospechas a la desaparición física de los granos: el contraste inmenso entre el balance de comprobación (de suma y saldos) del sistema contable de la empresa con fecha al 31 de enero de 2020 que se sumó al expediente y el estado de activos y pasivos que presentó la empresa al pedir el concurso, apenas días después; puntualmente, en el ítem Bienes de cambio, compuesto por las cuentas materias primas, cereales, productos elaborados.

Según el balance de sumas y saldos (incorporado al expediente a pedido de la corredora BLD S.A.), totalizaba $ al 31 de enero, de los cuales unos $ eran de materia prima. Pero en los datos que presentó la empresa en el concurso el saldo total era de $ 610.617.850, compuesto por las cuentas Productos elaborados, De reventa, y Materiales e insumos, pero no Materia prima.

Fuente: Letra P

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario