NOTICIA NUEVA!!! Política Nacional 

Embajador Kreckler: “Argentina se adherirá a la Franja y la Ruta”

Author:MICHAEL ZÁRATE

Si bien el mundo sigue afrontando una dura batalla contra la pandemia de COVID-19, estos últimos meses han sido tan auspiciosos para las relaciones sino-argentinas que en el país rioplatense se habla ya del nacimiento de la “ArgenChina”. Tras veinte años de negociaciones, sus limones han comenzado a llegar a los anaqueles chinos, muy pronto se firmará un acuerdo para exportar carne porcina a China, y en Argentina está a punto de iniciarse la fase 3 de ensayos clínicos de una potencial vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollada por el Grupo Sinopharm.

Más aún, en los últimos tres meses, China ha superado a Brasil y se ha convertido en el principal socio comercial de Argentina, país que, además, será invitado de honor en la tercera Exposición Internacional de Importaciones de China, que se realizará en noviembre en Shanghai, y a la cual es muy probable que asista el presidente Alberto Fernández.

Pero en esta entrevista con China Hoy, su flamante embajador, Luis María Kreckler, confirma que su país se adherirá en el corto plazo a la Iniciativa de la Franja y la Ruta. De este modo, Argentina será el vigésimo país de América Latina y el Caribe en formar parte de dicha iniciativa.

China Hoy (CH): Embajador, la lucha contra el nuevo coronavirus sigue siendo el tema de más interés en el mundo hoy. Argentina formará parte de los ensayos clínicos de la potencial vacuna desarrollada por el Grupo Sinopharm. ¿Cómo toma el Gobierno argentino esta cooperación con China?

Luis María Kreckler (LMK): No lo puedo calificar realmente porque es invalorable. China nos ha ayudado desde que empezó la pandemia. En este momento estamos pasando, creo yo, el pico de la pandemia, y durante casi cinco meses China ha colaborado con nuestro país con insumos para poder preparar a todo el sistema sanitario argentino y estar listos para este pico.

Lógicamente, lo de Sinopharm ha sido muy importante porque, como usted sabe, Perú también se ha sumado junto a la Argentina y también a Emiratos Árabes Unidos para hacer el testeo. Es más, este martes partieron hacia la Argentina representantes de laboratorios e institutos biológicos vinculados a Sinopharm y al desarrollo de la vacuna para iniciar en breve los ensayos clínicos en nuestro país, con base en el acuerdo alcanzado por esa empresa con las autoridades sanitarias y con empresas argentinas, como Elea Phoenix. Las vacunas serán testeadas en alrededor de 3000 personas.

Creemos que es muy importante participar a través de nuestros laboratorios en la etapa final de pruebas de esta vacuna de virus inactivado, que es una de las más avanzadas entre las varias que se están testeando a nivel global. Esperamos que las pruebas sean un éxito, lo que dará lugar a las negociaciones sobre cómo poder contar con esta vacuna en nuestro país, con la posibilidad de producirla conjuntamente con los laboratorios argentinos. Todo este proceso es un capítulo más de la intensa cooperación entre la Argentina y China desde el inicio de la pandemia para tratar de mitigar sus efectos.

CH: Tras 20 años de negociaciones, los limones argentinos han comenzado ya a llegar a China y formarán parte de la exhibición de Argentina en la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, siglas en inglés), que se realizará en noviembre en Shanghai. ¿Qué preparativos vienen haciendo para esta CIIE, teniendo en cuenta, además, que Argentina será uno de los países invitados de honor?

LMK: La Argentina asigna un valor muy especial a la Exposición Internacional de Importaciones de China y, desde su inicio, ha tenido una gran participación en ella. En esta presente edición, estamos reforzando los lazos de amistad que nos unen con China, previendo una participación aún más importante.

Como usted ha dicho, este año seremos “país invitado de honor” y por ello tendremos un “Pabellón País” dedicado a promocionar a la Argentina en su conjunto, con temáticas que van desde la agricultura hasta el fútbol. Además, contaremos con dos stands que totalizan unos 900 metros cuadrados, en donde no solamente habrá limones, sino que participarán empresas privadas de sectores tales como carnes, vinos, lácteos, pesca, carne aviar y otros.

Ha sido importante el ingreso de los limones. Después de veinte años de negociaciones, hoy los limones argentinos ya se venden en China, pero en la Exposición vamos a estar con todos los productos, principalmente alimentos, que es el gran asset (activo) que tiene la Argentina. Vamos a estar con todo tipo de alimentos que estamos exportándole a China, que en los últimos tres meses ha superado a Brasil y se ha convertido en nuestro primer socio comercial.

Asimismo, estamos trabajando para que las altas autoridades de la Argentina visiten la Exposición. China hoy es el principal socio comercial de la Argentina y ambas economías son complementarias. Por ese motivo, esta Exposición representa una oportunidad única para poder incrementar los contactos comerciales entre las empresas y así incrementar nuestras exportaciones.

CH: ¿El presidente Alberto Fernández estará presente en la Exposición?

LMK: Por ahora tenemos confirmado el viaje del canciller Felipe Solá, algunos ministros más y muy posiblemente viaje el presidente Fernández. No le puedo asegurar esto, lógicamente por el COVID-19 y toda esta cuestión. Pero nosotros y el Gobierno chino estamos entusiasmados en poder contar con la presencia del presidente Alberto Fernández.

CH: Después del ingreso de los limones, ¿qué perspectivas se abren en el intercambio comercial con China? ¿Cómo piensan contribuir a la expansión del comercio bilateral?

LMK: Mire, China es un comprador con 1400 millones de habitantes. Es un comprador de un alcance enorme. Lógicamente, lo que estamos procurando nosotros no solamente es venderle más, sino venderle mayor valor agregado. Estamos vendiendo commodities. La gran venta nuestra son los productos primarios, con algún tipo de valor agregado, de manufactura de origen agropecuario y lógicamente estamos buscando vender más alimentos.

China está demandando más alimentos y la Argentina tiene que estar preparada para venderle más alimentos. Hemos tenido un déficit comercial con China importante en los últimos años, cosa que está mejorando. Seguimos con déficit, pero mucho menor, y esperamos equilibrar la balanza lo más rápido posible con el aumento de exportaciones.

La apertura del mercado de limones representa otra muestra de la cooperación en materia agrícola. La Argentina es el principal exportador mundial de jugo de limón y unos de los primeros exportadores de limones frescos. En las próximas semanas estaremos embarcando 400 toneladas de limones frescos hacia China, así que entiendo que es un mercado de gran potencial.

Como mencioné anteriormente, China se ha convertido en el principal destino de nuestras exportaciones, pero debemos continuar trabajando para reducir el déficit comercial bilateral. Hoy se encuentra abierto el mercado para carne bovina enfriada con y sin hueso, congelada sin hueso, carne porcina, carne caprina, arándanos, cerezas, uvas de mesa, productos acuáticos, pastas secas y otros más como nuestros reconocidos vinos.

Las oportunidades que nos da China son enormes y, por eso, estamos trabajando para incrementar el conocimiento de estos productos, participar activamente en ferias y aprovechar la venta tanto a través de los canales tradicionales como así también en las plataformas de comercio electrónico.

CH: A propósito de la demanda china de alimentos que usted menciona, en Argentina se viene comentando mucho el posible acuerdo para exportar carne porcina a China. ¿Por qué es tan importante este acuerdo? ¿Se firmará en noviembre durante la participación de Argentina en la CIIE?

LMK: Tenemos un memorando de entendimiento con China para empezar a diseñar granjas de producción de cerdos en Argentina para el mercado chino. Lógicamente, primero se llega a firmar un acuerdo Gobierno a Gobierno y después se pone a los sectores privados de ambos países a trabajar en esta cuestión.

Hoy estamos produciendo alrededor de 450.000 toneladas de carne porcina y pretendemos llegar en los próximos dos o tres años a más de 800.000 toneladas para vender en el mercado. Iniciaremos este trabajo con 10 granjas, con alrededor de entre 10.000 y 12.000 madres cada una, que nos van a permitir, en un periodo de dos o tres años, aumentar considerablemente la producción de carne porcina para el mercado chino.

Así es. Su información es buena. Es un hito importante para la Argentina. Se va a crear, además, mucha mano de obra para nuestro país. A raíz de la fiebre porcina africana, China ha tenido que sacrificar alrededor de 50 millones de cabezas de cerdos. Lógicamente, requiere de carne porcina y de proteínas para alimentar a su población.

CH: ¿Se espera firmar en noviembre el acuerdo?

LMK: Sí, sí, por supuesto. Se va a firmar. En noviembre o antes de noviembre. El dateline nuestro es noviembre.

CH: Hasta el momento, 19 países de América Latina y el Caribe han oficializado su interés en participar en la Iniciativa de la Franja y la Ruta. En la prensa argentina se dice que ya hay luz verde en el Gobierno para el ingreso de Argentina a la iniciativa. ¿Esto es así?

LMK: Así es. Nosotros vamos a estar adhiriéndonos en el corto plazo. No le puedo decir cuándo. El ingreso de nuestro país a la Nueva Ruta de la Seda, como la llamamos nosotros, podría estar acordado con la visita del presidente Alberto Fernández a China.

Hay cuatro países latinoamericanos importantes, México, Brasil, Colombia y Argentina, que no se han adherido, pero nos vamos a adherir indudablemente. No le puedo decir cuándo, pero sí, está la intención de Argentina de adherirse.

CH: ¿Cuál es su opinión sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta?

LMK: La Iniciativa de la Franja y la Ruta ha ido evolucionando desde su lanzamiento en 2013. En un primer momento puso su acento en Asia Central, parte de Europa y África para luego abarcar otras regiones como América Latina. Esto demuestra la amplitud y la importancia de la iniciativa, que se ha transformado de una iniciativa regional a una iniciativa mundial.

Su relevancia ha quedado demostrada a través de la participación al más alto nivel de numerosos países en los dos Foros de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional realizados en 2017 y 2019. La Argentina ha participado entonces y esperamos continuar participando en sus próximas ediciones.

Sin duda, se trata de una de las iniciativas más importantes a nivel mundial y proporciona enormes oportunidades en materia de infraestructura tanto en el área de transporte, energía y telecomunicaciones, así como en materia de financiamiento. Es decir, ofrece amplias posibilidades de cooperación en áreas que nuestro país necesita desarrollar sin demora alguna. Y para nosotros es importante mejorar todas las cuestiones de infraestructura y logística en Argentina como parte de esta iniciativa china.

CH: Más allá de las sanciones impuestas por el Gobierno de EE. UU. a la empresa china Huawei, lo cierto es que la tecnología 5G está ya entre nosotros. Chile, por ejemplo, ha dado ya inicio a la licitación 5G. ¿Una empresa como Huawei podrá aspirar a invertir en la tecnología 5G en Argentina, pese a las sanciones impuestas por EE. UU.?

LMK: Mire, nosotros en esta cuestión sostenemos que todas las empresas que están hoy trabajando en la tecnología 5G van a poder participar. Lógicamente, cuando la Argentina decida incorporar esta tecnología al sistema nuestro, Huawei va a estar en libertad de condiciones para participar como cualquier empresa de otro país.

CH: ¿No va a tener ninguna restricción?

LMK: No, ninguna. La tecnología 5G resulta fundamental para el crecimiento y desarrollo de las economías. Teniendo en cuenta que la Argentina es reconocida por su desarrollo de software tanto a nivel regional como mundial, el desarrollo de infraestructura en materia de telecomunicaciones sin duda potenciará fuertemente la industria del software generando puestos de trabajo de calidad para las nuevas generaciones.

Huawei es, por su parte, una de las principales empresas mundiales que ha logrado desarrollar y que provee la tecnología 5G. Por supuesto que todos los acontecimientos mundiales en este campo son seguidos con atención por nuestras autoridades, las cuales aún se encuentran analizando cómo desarrollar y desplegar la red 5G en la Argentina.

CH: ¿Le gusta a usted el término “ArgenChina”, como se ha estado publicando en la prensa argentina? ¿Ha nacido la “ArgenChina”?

LMK: Nosotros tenemos una relación tradicional con China. Aunque Buenos Aires y Beijing deben ser las dos capitales más distantes del mundo, China y Argentina siempre estuvieron muy cerca y se ha construido una relación muy cercana. Y esto se ha plasmado en las inversiones de la República Popular China que han entrado en la Argentina en los últimos años.

Evidentemente al entrar inversiones y al haber aumentado enormemente el comercio significa, no sé si “ArgenChina”, pero sí que China es un socio importante y nosotros hemos sido declarados un socio estratégico integral, que es el estatus que China le da a muy pocos países. Evidentemente hay una relación de amistad y de cercanía que hay que destacar.

CH: Si tuviera que escoger una gran meta para esta gestión que acaba de comenzar como embajador de Argentina, ¿cuál sería?

LMK: La gran meta para un embajador hoy dentro de la diplomacia es todo. Es más que la suma de las partes. Es cultura, es cooperación, es relaciones académicas, relaciones políticas. Pero las relaciones financieras y las relaciones comerciales juegan un rol crucial y ese es mi objetivo.

Mi objetivo es que tengamos más inversión china en Argentina, que podamos vender más productos argentinos a China, y que el resultado de este trabajo, que no es mío, sino de toda la embajada y de los consulados argentinos en China, sea para ayudar al crecimiento y a los puestos de trabajo de todos los argentinos.

Creo que la gran meta que todo embajador tiene en un nuevo destino es siempre el mismo: acercar a los dos países un poco más. En mi caso particular, tratar de acercar a los dos países del mundo más alejados geográficamente el uno del otro, eleva el desafío.

El primer paso será mejorar y facilitar el intercambio de personas. En ese sentido, trabajaré para mejorar la conectividad aérea entre la Argentina y China. Hoy ya contamos con una interesante experiencia de los vuelos sanitarios de Aerolíneas Argentinas, que llevaron insumos médicos desde Shanghai a Buenos Aires. Por otro lado, avanzaré para facilitar aún más los visados para viajes por negocios y turismo.

Veo enormes oportunidades en materia de cooperación educativa, ciencia y tecnología, así como en el área espacial, que aún no han sido exploradas profundamente. Entiendo que se trata de áreas basadas en el conocimiento que crean una base duradera para el desarrollo de nuestros pueblos.

Fuente:

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario