Internacionales NOTICIA NUEVA!!! 

Las tropas privadas de la desinformación siguen creciendo y un informe señala a una empresa española

El negocio de la manipulación política a través de las redes sociales sigue en boga. Una empresa española, Eliminalia, aparece en el informe como herramienta de desinformación en procesos electorales en Colombia, Ecuador y República Dominicana.

La disolución en 2018 de Cambridge Analytica, la empresa de minería de datos y búsqueda de objetivos políticos que fue crucial en el referéndum del Brexit, no ha impedido que el negocio de la manipulación digital haya seguido creciendo. Un estudio publicado este 13 de enero por el Oxford Internet Institute (OII) confirma que el negocio de la desinformación llevado a cabo por las “tropas cibernéticas” sigue siendo boyante.

En 2020 ha aumentado de 70 a 81 el número de países en los que se ha detectado la actividad de estas empresas. El negocio movió al menos diez millones de dólares de parte de agencias gubernamentales y no menos de 60 por parte de partidos políticos y actores privados.

Las técnicas más utilizadas, según el Oxford Internet Institute, son el uso de “robots políticos” para amplificar discursos de odio y otras formas de contenido manipulado, la recolección ilegal de datos o micro-objetivos (microtargeting) con vistas a la emisión de mensajes individualizados en procesos o campañas electorales,  desplegar ejércitos de trolls para reprimir la activismo político o libertad de prensa o reportar cuentas de periodistas o ciudadanas incómodas para que la red social las suspenda o elimine.

El informe cita a una compañía española Eliminalia, especializada en el borrado y desindexación de informaciones que dañan la reputación de sus clientes, como responsable de emitir propaganda en los contextos electorales de Colombia, República Dominicana y Ecuador. En agosto de 2019, una investigación de la colombiana FM Radio, explicó el modus operandi para el “hackeo” de las elecciones.

La FM se hizo pasar por una campaña política para consultar servicios y tarifas de Eliminalia y publicó esta definición de los objetivos del servicio ofertado por la empresa: “Nosotros vamos usuario por usuario, voto por voto. Entre mayores impresiones, mayor impacto tengamos, mejor para el candidato, ¿Correcto? Entonces lo que nosotros hacemos es redes sociales y la redacción de contenidos al 100 por 100 y la redacción de contenidos periodísticos, de tal manera que todo esto se pueda estar distribuyendo en medios digitales locales, controlados gran parte por nosotros, para que cuando un usuario ve el nombre del candidato, pues tenga mayor opción de votar ese candidato por una serie de contenidos que nosotros lanzamos, que esto, pues poco a poco quieras o no, va limpiando la mentalidad del votante”.

El informe de Oxford Internet Institute cita también a la compañía israelí Archimedes Group, que su web tiene este reclamo: “Utilice todas las herramientas y aproveche todas las ventajas disponibles para cambiar la realidad de acuerdo con los deseos de nuestros clientes”. Archimedes ha utilizado esas técnicas en Nigeria, Senegal, Togo, Túnez, Angola y Niger, además de algunos países del sudeste asiático y América Latina.

Las propias industrias sociales reconocen el peligro de estas campañas y, desde 2019, han tomado algunas medidas para frenar esta tendencia. Facebook cifra en 11.000 las cuentas borradas en su plataforma principal, más otras 1.500 en Instagram. Twitter ha eliminado casi 300.000. La cuestión que plantean los expertos es que la regulación de la vida política en las redes no puede depender de la iniciativa privada de las multinacionales.

“La propaganda computacional se ha convertido en un pilar de la vida pública”, dice el estudio en sus conclusiones. La inteligencia artificial, la realidad virtual, o el internet de las cosas, profundizarán las técnicas para “remodelar la sociedad y la política”. Para los expertos del OII el crecimiento de este negocio es el resultado de la inacción en términos de políticas públicas.

Fuente:  El Salto

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario