NOTICIA NUEVA!!! Política Nacional 

Alberto Fernández inaugura un tramo de autovía de la ruta nacional 7 que quedó abandonada por Macri

El gobierno sale a mostrar un mapa federal de la obra pública, para contraponer la concentración en CABA que hizo el macrismo. 

Por Gimena Fuertes

El presidente, Alberto Fernández, inaugura este miércoles un tramo 40 kilómetros de la autopista que forma parte de la ruta nacional 7 entre los partidos bonaerenses de Chacabuco y Junín, una obra vial abandonada por le macrismo y que fue escenario del trágico accidente del fallecido ministro de Transporte, Mario Meoni.

La mitad de esos 40 kilómetros que ahora quedarán habilitados en su totalidad, fueron inaugurados por el gobierno de Mauricio Macri en octubre de 2019 en plena campaña. Sin embargo, la actual gestión de Alberto Fernández tuvo que cerrarlos por falta de terminación. Según informaron fuentes oficiales a Tiempo, en esos 20 kilómetros inaugurados por Cambiemos faltaron todos los alcantarillados, lo que siempre generaba la inundación de la ruta. A partir de la gestión actual se construyeron todos los alcantarillados y se transformaron esos 20 kilómetros en autovía, que se suman a la ejecución de otros 20 kilómetros completos de autovía, con dos manos de ida y dos de vuelta.

Desde el ministerio de Obra Pública destacan que, desde el inicio de la obra en septiembre de 2015 hasta diciembre de 2019, en cuatro años y tres meses de ejecución, sólo se completó el 57% de la obra. Señalaron que durante esta gestión, y en menos de la mitad del tiempo -1 año y 6 meses- se terminó el resto de la autopista. La transformación en autopista de la RN 7, que forma parte del corredor bioceánico que finaliza en el paso fronterizo Cristo Redentor, es un reclamo histórico de los vecinos y las vecinas del noroeste bonaerense.

Norte Grande

Es año electoral y el gobierno lo sabe. Pero en vez de retomar la tradicional estrategia de financiar obra pública en territorios aliados, la decisión del Ejecutivo nacional fue trazar un mapa transversal del llamado Norte Grande e incluir provincias gobernadas por la oposición, con obras que, según adelantaron desde el ministerio que conduce Gabriel Katopodis, benefician a unos 50 mil usuarios diarios y generan 1.600 puestos de trabajo.

En total, a través de Vialidad Nacional, se financia y ejecuta 10 obras en las principales rutas nacionales del norte grande argentino, a lo largo de 607,4 km, con una inversión total de $34.650 millones, en Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones.

Al respecto, Katopodis afirmó: “Estas obras son el reflejo de un gobierno que tomó la decisión de reparar, integrar y poner de pie nuestro Norte Grande”. Y continuó: “Tenemos más de 300 obras viales en marcha que impulsan el desarrollo productivo y el crecimiento de esta argentina federal. Volvimos a poner a Vialidad Nacional como el organismo rector de nuestros caminos”.

Desde el ministerio de Obras Públicas dan cuenta de la distribución federal de las obras de vialidad o agua y cloacas en contraposición de la concentración de financiamiento en la ciudad de Buenos Aires, característica, según enfatizan, de la gestión de Mauricio Macri.

Fuente: Tiempo Argentino

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario