Justicia NOTICIA NUEVA!!! 

Por sus vínculos con “Pepín” Rodríguez Simón, no descartan pedir el juicio político del titular de la Corte, Carlos Rosenkrantz

Tal vez por creerse intocable, el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, muy suelto de cuerpo y sin traslucir algún grado de preocupación, dijo que las 59 llamadas que intercambió con el ahora prófugo Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, el principal operador judicial de Mauricio Macri, estaban relacionadas con motivos “personales”, teniendo en cuenta que mantenían una “amistad” desde hacía 40 años.

Así se lo dijo el titular del máximo tribunal de Justicia al declarar como testigo ante la jueza María Servini, en el marco de la causa en la que se investigan amenazas y extorsiones a los accionistas del Grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián De Sousa, para presionarlos y desapoderarlos de sus medios de comunicación, entre ellos C5N y Radio 10.

Justamente, es el caso por el que “Pepín” huyó a Uruguay a fines del año pasado, para evitar declarar en Comodoro Py y ahora, con pedido de captura internacional, enfrenta un posible proceso de extradición, todavía no resuelto por la Justicia del país vecino.

Mientras tanto, a partir de esta declaración de Rosenkrantz, el abogado de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, Gregorio Dalbon, indicó que, por sus dichos, “se le puede iniciar un juicio político”.

También reconoció que fue Rodríguez Simón quien, en el contexto de esos contactos, le preguntó si le interesaba integrar la Corte, ya que Mauricio Macri estaba considerando su nombre. Incluso, Rosenkrantz sostuvo que sabía que su “amigo” era un “asesor” presidencial en cuestiones judiciales, aunque no era ese su cargo formal, sino el de director de YPF e integrante del Parlasur.

En la presentación por escrito ante la jueza, el titular de la Corte relató que conoció a Pepín en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires entre fines de los años 70 y principios de los 80.

Asimismo, dijo que con su actual pareja siguen manteniendo relación con la ex pareja de él, que conocen a sus hijos desde pequeños y compartieron “tiempo juntos en muy diversas circunstancias y oportunidades”, donde los temas centrales eran sus “lecturas”, “las cuestiones personales y familiares”. También aclara que la amistad “perdura” aunque “hace tiempo que no tenemos contacto”.

Según las llamadas que analiza la jueza Servini, durante el gobierno de Macri no sólo aparecen las 59 comunicaciones directas entre los números de celular personales de ambos, sino también hay 38 llamados de Rodríguez Simón con Gabriel Bouzat, quien era socio del supremo en el estudio jurídico. El juez dijo que no tiene registro de con quién y cuándo habló, pero aclaró que son “verosímiles” los contactos telefónicos que se le atribuyen en el estudio que hizo la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJuDeCO).

En tanto, el abogado Gregorio Dalbon enfatizó que “lo que dijo ayer Rosenkrantz, habilita a que se estudie su comportamiento como presidente de la Corte Suprema de Justicia y puede iniciarse un juicio político”, sentenció el letrado en declaraciones a Radio del Plata. En caso de que se avance con este proceso, se podría dar la destitución de su cargo.

En ese sentido, expresó que “Rosenkrantz es amigo personal de un prófugo, lo tiró abajo de un tren a Pepín Rodríguez Simón”. Es que, el exfuncionario de Mauricio Macri había viajado a Uruguay a pesar de su pedido de captura. Por eso, el letrado hizo hincapié en la gravedad del asunto y propuso que el titular de la Corte Suprema fuera reemplazado.

Para Dalbon, “con lo que hay en la causa de Servini y con lo que diga Pepín cuando venga, Rosenkrantz va a pagar todo el daño que le hizo a la sociedad”. De todas formas, fue contundente al aclarar que “no estamos organizando un pedido de juicio político contra Rosenkrantz, de ninguna manera”.

Fuente: INFO135

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario