NOTICIA NUEVA!!! Politica 

El macrismo presiona, y ahora denunció al juez Bava: no le perdonan que haya procesado al ex presidente

Desde el macrismo no dejan de acosar al juez Martín Bava, por haberse atrevido a procesar a Mauricio Macri por el espionaje a los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan: en las últimas horas, 24 diputados que responden al PRO presentaron una denuncia contra el magistrado, y pidieron su juicio político.

La presentación fue hecha por Diego Marías, integrante del Consejo de la Magistratura por el estamento de los abogados, quien se referencia en el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En la presentación, oficializada antes de cumplirse una semana del procesamiento que dictó Bava contra el ex presidente, se plantea que “las conductas y actitudes particulares de este juez (dos veces reprochadas por el tribunal de alzada) y los reiterados incumplimientos de las normas legales y reglamentarias vigentes detallados a lo largo del presente, deben ser analizados también bajo la especial perspectiva social e institucional de gravedad institucional que rodean a estas actuaciones penales”.

“Un mínimo conocimiento de las reglas y principios que surgen del instituto de la jerarquía en el ámbito del Derecho Administrativo, un rápido repaso de los elementos básicos de la organización administrativa, podrían haber llevado al Dr. Bava a advertir que la obligación de guardar secreto y confidencialidad impuesta por la Ley 25.520, en el caso de quien fuera presidente de la Nación, no podía ser relevada más que por el presidente de la Nación en ejercicio, y no por un órgano inferior de la organización administrativa”, señala la denuncia.

Los diputados también pidieron que se investigue si Bava “al momento de disponer la prohibición de salida no ha realizado el necesario mecanismo de estimaciones del cual se pueda colegir los motivos sobre los que basa su decisión, ya que no ha analizado ni las diferentes medidas alternativas de cuidado, ni ha expuesto las alegaciones que lo convencen en su faz interna en la necesidad de adoptar la medida cautelar fijada”.

Los reproches contra Bava apuntan sobre todo a lo ocurrido en el juzgado de Dolores el 28 de octubre pasado, cuando Macri finalmente se presentó pero no declaró al advertir que no lo habían relevado del deber de guardar secreto. Con ese mismo argumento, la defensa de Macri, que encabeza Pablo Lanusse, quiso recusar al juez, pero la Cámara Federal de Mar del Plata rechazó los argumentos.

Ahora, el macrismo reedita el planteo de Lanusse y lo lleva al Consejo de la Magistratura. Entre otras cosas, los diputados y Marías reclamaron que se pida el video de la audiencia del 28 de octubre y se cite como testigo al fiscal Juan Pablo Curi y al personal del juzgado de Dolores que estuvo presente en esa indagatoria fallida. Lo que buscan es poner en discusión lo que sostuvo Bava ese día y en las resoluciones posteriores.

Cuando el abogado de Macri reclamó que se levantara el secreto, Bava le pidió ese mismo día al presidente Alberto Fernández que así lo hiciera y volvió a convocar a Macri a indagatoria. El 3 de noviembre, el ex mandatario se presentó, no reveló ninguna información de inteligencia y solo habló para chicanear al juez, diciéndole que pretendía procesarlo antes de las elecciones del 14 de noviembre.

La denuncia contra Bava todavía no fue girada a la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura. No parece que la denuncia pudiera complicar a Bava, estimaban consejeros, aunque es claro que es una forma de seguir metiendo presión contra el juez.

A partir del momento en que el juez Bava empezó a profundizar la investigación sobre el espionaje perpetrado por el gobierno de Cambiemos sobre las familias de los submarinistas, desde el macrismo no dejaron de atacar al magistrado: por ejemplo, en la apelación al procesamiento que presentó el lunes Lanusse, acusó al juez de desconocer cuestiones mínimas del derecho y sugirió que la resolución con la que procesó a Macri podría no haber sido escrita por él.

Las presiones sobre Bava arrancaron tan pronto como llamó a indagatoria el 1 de octubre pasado a Macri, a quien le imputa haber ordenado las tareas ilegales que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) desplegó sobre los familiares de los 44 tripulantes entre finales de 2017 y 2018. Los espías, entiende Bava, le anticipaban cuáles serían los movimientos de los parientes. El magistrado está convencido de que el ex presidente utilizó esa información para tomar decisiones en un tema que suscitaba el interés nacional e internacional.

Fuente: INFO 135

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario