NOTICIA NUEVA!!! Politica 

Siguen las repercusiones, la secretaría de Derechos Humanos cruzó a Gerardo Morales

Desde la secretaría de Derechos Humanos sostuvieron que Milagro Sala “está privada arbitrariamente de su libertad”.

Siguen las repercusiones por la visita del presidente a Milagro Sala, quien sufrió una trombosis venosa profunda motivo por el que se encuentra internada en un hospital de la capital jujeña. Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y uno de los apuntados por el entorno de Sala de emprender una persecución político judicial contra la dirigente social, criticó duramente al presidente por su visita.

En ese marco, desde la secretaria de Derechos Humanos de Nación le respondieron al mandatario radical a quien acusaron de “utilizar un relato estigmatizante para atacar a una organización” y puntualmente a Sala a la que consideran “víctima de una permanente persecución política, judicial y mediática desde el año 2016“.

Cabe destacar que en su carta abierta al presidente, Morales expresó que “Milagro Sala es una delincuente condenada por corrupción y por haber esclavizado a los pobres con violencia”, pero desde la secretaría conducida por Horacio Pietragalla Corti aseguraron que “es falso que Milagro esté condenada por crímenes violentos”.

“Es falso que Milagro haya sido investigada por graves violaciones de derechos humanos”, afirmaron y explicaron que “está privada arbitrariamente de su libertad desde hace casi 7 años, perseguida penalmente en una decena de causas sin las garantías del debido proceso”.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos dispuso en el 2017 que se le otorgue a la dirigente de la Tupac Amaru el beneficio de la prisión domiciliaria con el fin de “proteger su integridad física y psíquica”, señalaron y añadieron que “el incumplimiento de esa resolución por parte de las autoridades provinciales, políticas y judiciales, compromete la responsabilidad internacional del Estado argentino”.

Morales también sostuvo que la visita personal del presidente a Sala era “gobernar para una fracción”, afirmación que fue duramente cuestionada por la secretaría al manifestar que “los derechos humanos no son parte de ninguna grieta. Son una política de Estado y la columna vertebral de nuestro gobierno nacional. Y es obligación de todos los funcionarios del Estado, ya sea federal o provincial, su respeto irrestricto”.

Fuente: INFOCIELO

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario